CNE define recuento de votos

Los dirigentes de filiales de la Conaie anunciaron ayer en Quito las movilizaciones. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Los dirigentes de filiales de la Conaie anunciaron ayer en Quito las movilizaciones. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Los dirigentes de filiales de la Conaie anunciaron ayer en Quito las movilizaciones. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

El anuncio de movilizaciones de la Conaie antecede a la decisión que debe tomar el Pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE), para aprobar una resolución y un instructivo que de paso al recuento de votos de la primera vuelta.

Ayer 15 de febrero  estaba previsto que se realizara una sesión del Pleno del CNE, en Guayaquil para resolver estos puntos, pero se suspendió para hoy 16 de febrero del 2021.

El procedimiento quedó pendiente, tras el acuerdo al que llegaron el pasado viernes Guillermo Lasso (Creo) y Yaku Pérez (Pachakutik), frente al estrecho margen para pasar a la segunda vuelta presidencial, como una salida por la transparencia que fue bien vista por veedores internacionales, la ONU y la OEA.

Al vicepresidente del CNE, Enrique Pita, pareció no preocuparle los cruces de tuits y cartas que protagonizaron entre el domingo y lunes los dos candidatos, y en los que evidenciaron discrepancias sobre el proceso. “Yo no creo que el acuerdo esté tambaleando”, dijo en una entrevista para CNN por la mañana.

“El recuento de votos, solicitado por dos candidatos, lo estaremos iniciando a la brevedad posible y para ello solicitamos a los observadores internacionales y delegados de las organizaciones políticas que nos acompañen en este proceso”, anotó el funcionario.

Pita afirmó que el organismo actuará apegado a la Constitución, la Ley Electoral y pronunciamientos de la Corte Constitucional. “Si bien es cierto el detalle legal es muy importante, yo creo que la garantía del proceso es lo que debemos precautelar”, puntualizó.

El artículo 141 del Código de la Democracia, en su segundo inciso, dice que “el CNE podrá disponer que se realicen las verificaciones y comprobaciones que estime necesarias”. Así, el recuento pasa a ser una prerrogativa del ente electoral, por encima de los términos del acuerdo del pasado viernes.

Para esto, es necesario que el Pleno lo apruebe, a través de una resolución, dijo el experto electoral Esteban Ron.

Aunque las decisiones del CNE son sujetas de impugnación, y había un aparente consenso entre los consejeros, desde el momento en que participaron de dicho acuerdo, la tarea más compleja fue la aprobación del instructivo con la metodología para el recuento.

Si bien el acuerdo fue para que en Guayas se revise el 100% de los votos, y el 50% de otras 16 provincias, Pita consideró que se debía aplicar de modo aleatorio en las juntas receptoras del voto.

La directora de organizaciones políticas del CNE, Lucy Pomboza, debía entregar una propuesta para el Pleno, después de que el sábado pasado Pérez formalizara la solicitud al llevar actas al organismo con supuestas inconsistencias.

“Vamos a mirar y sustentar jurídicamente todo como corresponde para que no quede tela de duda”, afirmó la titular del ente, Diana Atamaint.

El recuento implica verificar el número de votantes en cada junta, así como las firmas de las actas, lo que supone una auditoría al escrutinio.

Atamaint calculó que se revisarán 6 millones de votos (45% del padrón) en 22 810 juntas a escala nacional, lo que requerirá de USD 1,5 millones.

Ayer hasta los exteriores del CNE, en Quito, llegaron líderes de la Ecuarunari y de la Conaice, dos de las filiales de la Conaie, para exigir que se garantice el acuerdo alcanzado entre los candidatos presidenciales Pérez y Lasso.

La reacción se dio un día después de que Lasso remitió una carta a la presidenta del CNE, Diana Atamaint, en la que pedía la proclamación de los resultados, y otras condiciones para el recuento de votos que, a su juicio, solo cabía en un 100% en Guayas y en un 50% en otras seis provincias, lo que derivó en acusaciones de fraude por parte de Pérez.

Frente a las declaraciones de Lasso, Gustavo Tenesaca, dirigente de la Ecuarunari, señaló que, si no se cumple con los acuerdos a cabalidad, habrá movilizaciones en todo el país así como concentraciones en Quito y Guayaquil. Aseguró que la marcha comenzará hoy en Loja. “Las bases están muy alertas para vigilar que se cumplan los acuerdos. La última salida es la movilización, por lo que la mejor forma es transparentar la información”.

Marlon Santi, coordinador de Pachakutik, mencionó que los miembros de las mesas de escrutinio que no hicieron su trabajo “tienen que ser sancionados con el rigor de la ley, el Código de la Democracia. Estamos pidiendo transparencia. Los miembros del CNE deben hacer cumplir los acuerdos. Si no lo hacen también buscaremos los mecanismos para la sanción”. Otra rueda de prensa se dio en Cuenca, donde el titular de Ecuarunari, Carlos Zucuzhañay, advirtió: “Hay un fraude electoral y por eso hemos agotado las instancias”.

Ante esto, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, dijo en Twitter: “Acá somos tres millones que no permitiremos más problemas de los que ya tenemos”.
Mientras tanto, el candidato de Unes, Andrés Arauz, quien alcanzó el 32,71% de los votos sostuvo que “el recuento, en el marco de la Constitución y la ley, es un derecho” y que participará de esto.

El último recuento que se dio en una elección de este tipo fue en 2017 cuando Lasso enfrentó en una segunda vuelta al ahora presidente, Lenín Moreno. En ese entonces, el CNE ordenó el recuento de 1,2 millones de votos; lo que tomó 13 horas ininterrumpidas a 3 000 digitadores.

El proceso no puede tomar más de tres semanas, pues para el 19 de marzo debe arranque la campaña para el balotaje que tendrá lugar el 11 de abril.

‘El Art. 141 da facultades al CNE’
Dayana León, Politóloga y experta en temas electorales.

“En aras de la transparencia, el CNE debe ampararse en el articulo 141 del Código de la Democracia, que señala que otorga la facultad al CNE de realizar las contrastaciones y las verificaciones que considere pertinentes. En función de esto, sí es importante de que se ampare en ese artículo. Este acuerdo no ha sido impugnado, porque no existe una legalidad todavía la no haber resolución. ¿Qué sucede si una candidatura no está de acuerdo con una resolución que se determinó con dos actores políticos? ¿Qué dicen los otros 14 candidatos? Creo que los que no han cumplido con una consolidación del proceso democrático son las autoridades del CNE”.