11 de marzo de 2019 00:00

El CNE evaluó sus sistemas de transmisión con 30% de actas

En el Colegio Eufrasia se simuló una votación, con papeletas electorales ilustrativas. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

En el Colegio Eufrasia se simuló una votación, con papeletas electorales ilustrativas. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Andrés García
y Manuel Quizhpe. 
Redactores (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Consejo Nacional Electoral (CNE) evaluó los procedimientos técnicos que se ejecutarán en las elecciones del próximo 24 de marzo del 2019.

En el primer simulacro de ayer se evaluó la transmisión de actas escaneadas hacia los Centros de Procesamiento de Resultados (CPR). Se analizó el flujo del sistema de transmisión, con el 30% de actas.

José Cabrera, consejero del CNE, explicó en Guayaquil que para el ensayo de ayer se utilizaron 73 506 actas, de las 245 000 (que recogerán los votos que se consignarán en 40 276 juntas receptoras) con resultados de dignidades seccionales y miembros del Consejo de Participación (Cpccs).

Enrique Pita, vicepresidente del CNE, observó desde Cuenca que el simulacro es determinante para ajustar a tiempo cualquier necesidad. “Vamos a poner a prueba todas las instancias posibles dentro de un proceso electoral”, sostuvo.

El CNE anunciará este lunes (11 de marzo del 2019) todas las observaciones y conclusiones recogidas en lo que fue el primer simulacro.

Diana Atamaint
,
presidenta del CNE, siguió de cerca el ensayo técnico en la Universidad Laica Vicente Rocafuerte, en Guayaquil. Indicó que los delegados de las organizaciones políticas que participarán en los comicios podrán acceder a las actas públicas de escrutinio que se colocarán cerca de las mesas electorales. También aseguró que se podrá descargar la información en la página web del ente electoral.

El ejercicio de ayer se dividió en dos etapas. En primera instancia se practicaron las fases que cumplirán los miembros de las juntas receptoras del voto (JRV). Personal de las FF.AA. simuló la entrega de los paquetes electorales, biombos y urnas para instalar las mesas de votación.

Posteriormente, funcionarios del CNE explicaron el protocolo que seguirán los miembros de las juntas para receptar los votos de los electores. Se informó que los integrantes de las JRV utilizarán un brazalete para que la ciudadanía pueda identificarlos.

En el Centro de Procesamiento de Resultados de Guayas se puso a prueba el sistema. Foto: Cortesía CNE.

En el Centro de Procesamiento de Resultados de Guayas se puso a prueba el sistema. Foto: Cortesía CNE.

En Quito, el ensayo se efectuó en el Colegio Eufrasia. Mientras se practicaba la votación en papeletas ilustrativas, dos ciudadanos fingieron ingresar en estado etílico. Personal del Ejército los retiró del recinto, luego se explicó que si una persona asiste en esa condición a votar será sancionada con el 50% del salario básico unificado (USD 197).

Fabricio Espín, representante de la coordinación técnica de procesos electorales, indicó que también se pusieron a prueba los planes de atención de emergencias.

Una voluntaria escenificó un desmayo, mientras aguardaba para votar. Enseguida, el coordinador de mesas electorales comunicó el incidente a los militares y al Sistema Integrado de Seguridad ECU-911.

Minutos después, arribaron miembros del Cuerpo de Bomberos, quienes evacuaron a la ciudadana en una camilla.

En Imbabura se ensayaron los protocolos de seguridad para un sismo y en Azuay se practicó el plan para actuar ante una inundación.

El consejero Luis Verdesoto acompañó al vicepresidente del CNE en el simulacro de Cuenca. Pita adelantó que las elecciones serán complicadas en Azuay, considerando que paralelamente se efectuará la consulta popular en Girón.

Los pobladores de esa localidad deberán responder si están o no de acuerdo que se realicen actividades mineras en los páramos y fuentes de agua del Sistema Hidrológico de Quimsacocha. En total, los pobladores de Girón recibirán ocho papeletas.

En Azogues, el simulacro se cumplió en las instalaciones del Colegio Luis Cordero. Hubo normalidad en la jornada y la prueba duró una hora y media, aproximadamente.

En el simulacro se revisaron los protocolos de las mesas de atención preferente, orientados a personas de la tercera edad y mujeres embarazadas. Asimismo, se ensayó el voto asistido, que beneficiará a personas con discapacidad.

Cornelio Prieto, presidente de la Junta Provincial Electoral de Cañar, contó que para coordinar el simulacro también participaron representantes de las Fuerzas Armadas. “La ciudadanía está ávida de que este proceso sea transparente, limpio y que decida el pueblo”, subrayó el funcionario.

En la segunda parte del simulacro, se evaluó la transmisión de actas escaneadas hacia los Centros de Procesamiento de Resultados (CPR).

José Cabrera, consejero del CNE, explicó que una vez recibidas las actas escaneadas, el personal desplegado en los 25 CPR se encargará de la digitación, control de calidad y revisión de firmas. Desde esos recintos también se transmitirán los resultados preliminares hacia el centro de mando, que se instalará en la sede matriz del CNE, en el norte de Quito.

Para el segundo simulacro, programado para el 17 de marzo, se pondrán a prueba los sistemas de transmisión con el 100% de actas de escrutinio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)