7 de noviembre de 2018 00:00

El Consejo Nacional Electoral eliminó 131 444 registros del padrón

Los técnicos del CNE cotejaron las bases de datos del Registro Civil para depurar el padrón electoral del 2019. Foto: EL COMERCIO

Los técnicos del CNE cotejaron las bases de datos del Registro Civil para depurar el padrón electoral del 2019. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 19
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Consejo Nacional Electoral (CNE) transitorio definió el padrón para las elecciones del 24 de marzo del 2019.

13 261 994 electores conforman el registro de ciudadanos habilitados para sufragar en los comicios del próximo año.

El listado tuvo un aumento de 235 396 personas, comparado con el padrón electoral de la consulta popular y referendo de febrero pasado.

La sesión plenaria que se efectuó ayer para aprobar el registro electoral se dividió en dos partes. El presidente del organismo transitorio, Gustavo Vega, pidió tratar la aprobación del padrón a las 20:00, aunque inicialmente el Pleno fue convocado a las 14:30.

Vega adujo que los vocales debían revisar una documentación originada en las delegaciones provinciales, antes de aprobar el informe final.

Cuando los consejeros encargados del CNE iniciaron sus funciones, el 2 de agosto pasado, establecieron como uno de sus objetivos lograr una depuración del padrón. Este proceso se impulsó debido a las denuncias que se presentaron por presuntas irregularidades, durante elecciones anteriores.

En los tres meses que el CNE trabajó conjuntamente con el Registro Civil se eliminaron del padrón 131 444 casos con inconsistencias. De ellos, 113 171 corresponden a extranjeros que no cumplían con el artículo 11 del Código de la Democracia. Es decir, haber residido legalmente en el país durante cinco años y solicitar al CNE la inscripción para poder sufragar. Los 18 273 registros restantes que se suprimieron eran de personas fallecidas y ciudadanos con doble cédula.

CNE elimina resgistros del padrón


José Cabrera, vocal del CNE transitorio, prefiere no hablar del porcentaje de confiabilidad del padrón, ya que asegura que el proceso de depuración debe ser permanente.

Aunque sostiene que “sí se demostraron irregularidades”, sobre todo por la presencia de extranjeros, a quienes se les habría otorgado la cédula de ciudadanía sin cumplir los requisitos. “Hemos demostrado que sí había fallas. Nosotros no tenemos la información de origen. Sería una irresponsabilidad hablar del porcentaje de confiabilidad”, manifestó.

Sobre ese tema, Claudio Prieto, subdirector del Registro Civil, aseveró hace dos semanas que la información que esa entidad envía al CNE para elaborar el padrón tiene el “99% de confiabilidad”.

Según el CNE, el costo promedio del sufragio de cada ciudadano empadronado bordea los USD 7. Por ello, el organismo electoral afirma que con la depuración se ahorrarían más de USD 700 000 del presupuesto de elecciones.

Para José Mafla, catedrático de la Escuela Politécnica Nacional, el proceso que llevó adelante el CNE transitorio fue un “ejercicio interesante”. Aunque afirma que no se resolvió el problema de fondo, ya que a su criterio el padrón electoral adolece de “problemas estructurales”.

Mafla cree que para futuros procesos, el CNE debería hacer un diagnóstico de las bases de datos que envía el Registro Civil para elaborar el padrón. “Si se toma una muestra aleatoria y se hace una verificación exhaustiva, se podrán tomar otras medidas para depurar el padrón completamente”, dijo.

Carlos Aguinaga, expresidente del extinto Tribunal Supremo Electoral (TSE), también cree que la depuración del padrón debe ser permanente.

El exmagistrado plantea que para futuras verificaciones se divida a los ciudadanos habilitados para votar por rangos de edad. “Lo que hizo el CNE fue un gran esfuerzo. Se avanzó en algo, pero aún queda mucho por delante”, apuntó.

El experto electoral considera que para alcanzar una depuración más eficiente se debería plantear la fusión entre el Registro Civil y el CNE. “Así se mantendría un solo registro de personas y electoral”, dijo.

Los consejeros encargados del CNE apoyan esa propuesta, según adelantó Gustavo Vega, titular del organismo.

Vega califica como una “bicefalia” la división que existe actualmente entre el organismo electoral y el Registro Civil. Por ello, dentro del paquete de reformas que presentará al terminar su período de encargo se incluirá la fusión de las dos instituciones.

“Así se manejan en Costa Rica, Colombia y otros países. Consideramos que esta debe ser una reforma legal indispensable”, sostuvo Vega.

Una vez aprobado el padrón, se iniciará el proceso contractual para iniciar la elaboración del material electoral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (4)