8 de agosto de 2018 00:00

El Consejo Nacional Electoral tiene 86 días para depurar el padrón

Los consejeros transitorios anunciaron una revisión exhaustiva del registro electoral. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Los consejeros transitorios anunciaron una revisión exhaustiva del registro electoral. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Andrés García. Redactor (I)
politica@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Deben actuar contra el tiempo. El Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene 86 días para completar la actualización del padrón electoral. Se trata del registro de ciudadanos habilitados legalmente, para ejercer su derecho al voto en las elecciones seccionales del 24 de marzo del 2019.

Los consejeros electorales transitorios anunciaron que pedirán una revisión exhaustiva del padrón, para garantizar la transparencia en los comicios seccionales del próximo año. El plazo para hacerlo expira el 2 de noviembre, según el cronograma electoral que aprobó el CNE cesado.

Para la actualización, se cotejan bases de datos del Registro Civil, que permiten identificar a las personas que se incorporan al padrón y aquellas que deben salir del mismo. Así lo señaló Fausto Holguín, exsecretario general del CNE.

Los técnicos analizan las personas que cumplieron 16 años y pueden acogerse al voto facultativo. Y también se toman en cuenta las actas de defunción, para eliminar del registro a los fallecidos. Estos son los únicos espacios que pueden ser analizados.

El Consejo Nacional Electoral tiene 86 días para depurar el padrón


Las proyecciones por edades del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) dan cuenta que en este año habrá 321 867 jóvenes de 16 años.

En el último proceso electoral, correspondiente a la Consulta Popular y de febrero pasado, estuvieron habilitados en el registro electoral 13 026 598 personas. Esto significó un aumento de 209 900 ciudadanos, comparado con el padrón del 2017.

Holguín, que habló sobre el tema cuando aún seguía en funciones en el CNE, señaló que para los comicios del 2019 se prevé un aumento similar.

La conformación del padrón ha tenido varias observaciones en los procesos anteriores. Así lo recordó Ruth Hidalgo, de Participación Ciudadana. Agregó que este fue uno de los puntos críticos que “restó credibilidad al CNE”.

La directora de esa organización recordó que en el 2016 ya se anunció que se daría paso a una depuración, tras una auditoría que hizo observaciones al padrón. Sin embargo, se aseguró que las inconsistencias no superaban el 1% del registro y que se trató de errores en apellidos o en números de cédula.

Al año siguiente, la propia Unasur recomendó mejorar la depuración del padrón, luego de las elecciones en las que ganó el presidente Moreno.

Hidalgo sostiene que hubo varios casos de personas fallecidas o que vivían en el exterior y que todavía constaban en el registro electoral.

Algo similar asegura María Paula Romo, analista y representante de Ruptura. A su criterio, es necesario que se sincere el padrón, para que la ciudadanía tenga confianza en el organismo electoral.

La jurista agregó que legalmente, el CNE transitorio tiene todas las facultades para hacerlo. “Lo que no se puede modificar en año electoral es el Código de la Democracia, que establece las reglas de las elecciones. El padrón puede y debe ser revisado”, manifestó.

Además del Registro Civil, Hidalgo cree que debería tener una mayor participación en la depuración el Ministerio de Movilidad Humana, para tener claro qué ciudadanos salieron del país, tanto de forma legal como ilegal.

Medardo Oleas,
expresidente del Tribunal Supremo Electoral, sostiene que no hay tiempo para componer el padrón. “Es imposible. Hay unos problemas graves, históricos”.

A su criterio, la migración de los ecuatorianos en los últimos 40 años incidió directamente. Insiste en que muchos ciudadanos que fueron a EE.UU., Venezuela, Francia o España no regresaron y murieron allá.

“Si nos ponen 13 millones en el padrón y no votan más de un millón hay una falla grave”.

Agrega que si en el padrón constan 13 millones de personas, haciendo una proyección matemática, la población debería ser superior a los 18 millones de habitantes, pero tenemos 16 millones, subraya.

Oleas cree que se debería seguir el ejemplo de Costa Rica, en donde el ente electoral, el Registro Civil y el instituto de censos actualizan conjuntamente el padrón mediante una cedulación permanente.

“Uno debería obligarse a renovar la cédula cada cinco años, con eso sabremos dónde vive, tendremos una nueva foto y actualizaremos los datos permanentemente”.

Gustavo Vega, presidente del CNE transitorio, aseguró que durante esta semana se reunirá con representantes del Registro Civil para iniciar con la depuración.

En contexto

Hasta el 30 de septiembre, el CNE realizará los trámites de cambio de domicilio, como parte del proceso de actualización del padrón. El 2 de noviembre se deberá contar con el registro electoral actualizado. Cuatro días después, deberá ser aprobado por el Pleno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)