27 de enero de 2021 00:00

El CNE apuesta a que el covid-19 no aumentará el ausentismo

El domingo 24 de enero del 2021 se probaron los protocolos de bioseguridad para las elecciones, durante el segundo simulacro nacional. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El domingo 24 de enero del 2021 se probaron los protocolos de bioseguridad para las elecciones, durante el segundo simulacro nacional. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Andrés García
Redactor (I)
[email protected]

El promedio de ausentismo electoral desde el retorno a la democracia es 25,6%. Para no aumentar esa cifra, el Consejo Nacional Electoral (CNE) difunde los parámetros de los protocolos de bioseguridad.

Diego Berrezueta, quiteño, de 27 años, dice que no sufragará, porque desconfía de las medidas de bioseguridad y porque no se siente representado por los 16 binomios presidenciales. “Ofrecen cosas inalcanzables. Ni siquiera merecen que vaya y anule mi voto, porque eso pondría en riesgo mi propia salud”.

En contrapartida, pese a que su voto es facultativo, Byron Guerrero, quien tiene discapacidad física del 40%, sí sufragará en los comicios, a través de las mesas de atención preferente. Las personas de ese grupo prioritario tienen un alto nivel de participación. En los comicios seccionales del 2019, por ejemplo, el 75,5% de ciudadanos empadronados votó.

Para motivar la participación, el CNE, a través de cadenas y redes sociales difunde el protocolo de bioseguridad para reducir riesgos de contagios por el covid-19. “Hemos tomado todas las medidas necesarias para que se cumpla el deber cívico con confianza y seguridad”, dice Diana Atamaint, presidenta del organismo.

Desde las elecciones presidenciales del 2002, el porcentaje de ausentismo ha tenido una tendencia sostenida a la baja. En ese proceso no ejerció su derecho al voto el 35% de ciudadanos empadronados. Quince años después, en la primera vuelta de los comicios del 2017, el porcentaje de ausentismo bajó al 18,3%.

Made with Flourish


Al interior del CNE se busca “bajar un poco los temores” sobre el sufragio en medio de la emergencia sanitaria.

El consejero Luis Verdesoto sostiene que, según la experiencia de otros países que organizaron votaciones en pandemia, “el contagio no se incrementa cuando existe una correcta organización”.

Bolivia, en los comicios presidenciales de octubre último, reportó una participación histórica del 87%.

En el plebiscito de Chile, igualmente celebrado en octubre, sufragaron 7,5 millones de votantes, es decir, el 51% de electores habilitados, lo que superó a los 6,6 millones de las presidenciales del 2017.

Aun así, Verdesoto reconoce que el riesgo de incremento del ausentismo “es obvio”. Pero espera que esté dentro de “los límites racionales”.

Por eso insiste en el pedido para que la ciudadanía siga los principales lineamientos del protocolo, que se aprobó con el aval del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) y con asesoramiento de la Organización Mundial de la Salud.

Entre las directrices constan: acudir a votar solos, acatar el distanciamiento social, cumplir el ingreso unidireccional a los recintos electorales y llevar su propio esferográfico.

“Estamos en pandemia. Obviamente habrá riesgo, pero no será mayor al de salir a comprar pan”, sostiene Verdesoto.

El analista electoral Daniel González cree que la pandemia y las falencias organizativas del CNE podrían influir en la ciudadanía. Pero añade que el ausentismo no superaría al porcentaje registrado en el 2009 (infografía).

Para Marcel Merizalde, docente y analista político, además de la emergencia sanitaria, los presidenciables dejaron una “mala imagen” en los debates y muchos ciudadanos desconfían de las propuestas.

Merizalde dice que si se supera el porcentaje promedio de ausentismo (25,6%), esto podría incidir en la “credibilidad de los resultados”.

De los 13 099 150 ecuatorianos empadronados para los comicios, el 82,9% debe votar de forma obligatoria. El Código de la Democracia, en su artículo 292, establece una multa del 10% del salario básico unificado (USD 40) a quienes no asistan a sufragar.

Atamaint confirmó que no serán sancionados quienes presenten un certificado del sistema de salud público o privado que confirme un resultado positivo para covid-19.

Ese es el caso de Erika Tinajero, de 35 años, quien hace unos días fue diagnosticada con coronavirus. “No puedo ir a votar porque tengo covid-19”.

En caso de haber una segunda vuelta electoral, programada para el 11 de abril, los ciudadanos que no votaron en la primera ronda igualmente quedarán registrados en el sistema con la multa pendiente.

Erika dice que tampoco acudiría a una eventual segunda vuelta, porque no quiere volver a contagiarse. “Prefiero pagar la multa en lugar de vivir esta situación nuevamente”.

El registro de participación de las elecciones de los últimos 42 años evidencia que cuando hay balotaje disminuye el ausentismo y aumenta la participación en la votación.

Calendario 2021

4/2/2021

El jueves 4 de febrero terminará oficialmente la campaña proselitista. Desde ese día se inicia el denominado silencio electoral en el país.

4/2/2021

Las personas privadas de la libertad sin sentencia condenatoria ejecutoriada ejercerán su derecho al voto, inaugurando las votaciones.

5/2/2021

653 personas con discapacidad física superior al 75% sufragarán desde sus domicilios, como parte del programa Voto en Casa.

7/2/2021

13 099 150 ecuatorianos empadronados podrán votar, desde las 07:00 hasta las 17:00, en 4 276 recintos electorales habilitados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (6)