22 de octubre de 2020 22:59

2 564 clientes deben USD 94 millones en hipotecarios al Biess; algunos ya 11 años, otros no han pagado ni una cuota

El Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) inauguró,  la III Edición de la Feria de la Vivienda Biess 2019 en el Palacio de Cristal en Guayaquil. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Imagen referencial. En el Biess ya se ya han iniciado procesos precoactivos para recuperar los valores. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 112
María Vanessa Silva
(I)

Un grupo de 2 564 clientes del Banco del Afiliado (Biess) mantiene operaciones vencidas de créditos hipotecarios por más de tres años. Algunos no han cancelado en más de 11 años y otros ni siquiera han cumplido una sola cuota de pago.

Pese a eso, las administraciones pasadas no ejercieron acciones de cobro sobre estos clientes, denunció el actual gerente del Banco, Diego Burneo.

El funcionario explica que la Ley obliga al Biess a recuperar los valores pendientes e incluso dispone de herramientas coactivas, pero ninguno de esos recursos se ejerció en el caso de ese grupo de deudores, pese a que el valor pendiente es alto.

El monto total adeudado por ese grupo, denominado ‘deudores históricos’, es de USD 93,8 millones. A ellos se suma la deuda patronal de 594 operaciones que ascienden a USD 30,6 millones; es decir, empleadores que les descontaron las cuotas de los hipotecarios a los afiliados, pero no cumplieron con la entrega de los recursos al banco.

El rango que considera el Biess como mora histórica es de más de 1 080 días, mayor a tres años. Del grupo de 2 564 operaciones vencidas, la operación con cartera vencida más antigua asciende a 4 171 días, más de 11 años.

El monto de crédito más alto otorgado dentro de los deudores históricos es USD 541 416 y el tiempo de mora promedio en este grupo es de 1 620 días.

El funcionario señaló que una de las primeras acciones fue consultar a la Procuraduría sobre el alcance del disposición vigésima tercera de la Ley Humanitaria, la cual dispone a las instituciones públicas frenar procesos coactivos por un período de hasta 180 días después de que finalice el estado de excepción por la pandemia, lo cual es un limitante.

Mientras tanto, indicó que ya ha iniciado procesos precoactivos para recuperar esos valores. Espera una pronta respuesta de la Procuraduría para iniciar los procesos definitivos. “Mi obligación es recordarle al cliente su deuda y cobrarle por medios coactivos”.

La falta de pago de esos clientes explica, en parte, que la tasa de morosidad en los créditos hipotecarios haya escalado a 12%, más del doble que en la banca privada, que reportó un indicador del 5,26 % a septiembre pasado.

Otro factor es que los afiliados y jubilados vieron afectados sus ingresos, por la pérdida de empleo o baja de salarios en la pandemia. Para ellos, dijo que habrá opciones de reestructuración, pero los “deudores históricos” tendrán que cancelar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (1)