29 de June de 2009 00:00

‘La clave en el fútbol es nunca darse por vencido’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

Llega al Birmingham como el fichaje más caro en la historia del equipo. ¿Este detalle le genera presión, motivación o le es indiferente?

Es motivante saber que el equipo se la jugó por mí. Ellos saben todo lo que puedo dar. Tengo un compromiso muy grande con mi familia, con la gente de El Nacional, con el Santos. Hay mucha gente que está pendiente de mí y no les puedo fallar.



Mi familia, la gente de Santos y de El Nacional  me apoyan. Llegar a Europa representa un compromiso muy grande.  No quiero defraudar a nadie.

Tener  como compañero a  la ‘Sombra’ Espinosa va a ser muy importante para la adaptación. Con él, vamos a hacer algo
importante en Birmingham.David Sullivan, uno de los magnates que maneja el equipo, dice que usted tiene mucho talento. Pidió a los hinchas que  esperen con paciencia su adaptación...

Sin duda necesitaré un tiempo de adaptación. Seguramente me va a costar por el idioma, pero cuando uno se impone una  meta  nada es imposible nada es difícil.

El Birmingham acaba de ascender y su meta principal es mantener la categoría. ¿Qué conoce del equipo?

Tiene un proyecto interesante. Desde el inicio siempre estuvo interesado en contratarme y para él jugador es importante que quieran contar con el.  Espero pelear con el equipo y lograr cosas importantes.

A diferencia de otros  legionarios,  usted tendrá a  un compatriota (Geovanny Espinosa) como compañero. ¿Eso le ayudará a  los dos a adaptarse pronto?

Sin duda. Tener  a un amigo, a una persona de tu mismo país,  siempre facilitará las cosas.  Espero que con la ‘Sombra’  podamos hacer algo importante en el equipo. Vamos a acoplarnos bien.

En Inglaterra también estará cerca de uno de un amigo suyo: Antonio Valencia...

(Risas) Sí, el ‘Toño’ , es mi amigo desde los inicios en El Nacional. Vamos a estar cerca y la vamos a pasar bien. Él es un gran referente del  fútbol ecuatoriano.



HOJA DE VIDA
Christian Benítez
Christian Rogelio  Benítez  Betancourt nació en Quito, el 1 de mayo de 1986. Mide 1,69 m y pesa 80 kg.   
Se inició  en las divisiones formativas de  El Nacional en 1997. En 2004, debutó con el equipo de Primera.
Jugó en Santos de México   desde julio  de 2007 hasta junio de 2009. Fue transferido al Birmingham.También va a estar cerca de su madre Rita que está en Perugia, Italia...

Sí, estamos a dos horas en avión  y  la idea es que ella pueda estar con mi familia.  Es bueno que podamos reencontrarnos. 

¿Por qué le dice tía a su mamá?

Por costumbre. Cuando estaba en Esmeraldas, mis primos le decían tía y  a mí se me pegó.  A mi tía Bolivia le digo ñaña y a mi  abuelita le digo mamá. Es  una costumbre familiar (risas).
Tiene 23 años y ha vivido una carrera ascendente. Cuando empezó a jugar profesionalmente, ¿tenía claro que quería vivir todo esto?
La verdad es que cuando mi mamá me llevó a El Nacional lo único que quería era jugar, tener cerca a mis ídolos.  Veía jugar a Ebelio Ordóñez, Cléver Chalá, Christian Lara y después pude compartir con ellos.

No solo compartir, sino que con su carrera superó lo que ellos habían logrado...

Gracias a Dios fue así. Realmente  el fútbol tiene cosas hermosas. Tuve la oportunidad de jugar en un equipo grande como El Nacional, en donde  mucha gente estaba pendiente de mí, de mi educación, de mi desarrollo.  En el Santos también me cuidaron y siempre me sentí protegido.

Es un jugador exitoso. ¿Cuál diría usted que es su receta para el éxito?

La clave  en el fútbol es nunca darse  por vencido.  Cuando empecé a jugar profesionalmente me prometí no bajar los brazos. Siempre tuve claras mis metas y me  concentré en lograrlas. En el fútbol  hay que ser persistente y  disfrutar porque es una profesión que  entrega muchos privilegios.

¿Vivir con necesidades en la infancia le ayudó a tener más hambre de gloria?

Ayuda mucho. Siempre recuerdo que  viajaba desde aquí (NdlR:  el barrio Santa Bárbara) a entrenarme en El Nacional. A veces me daban lo justo para el pasaje, aguantaba sol, el viaje es largo, hay mucho tráfico. Pero siempre me decía, me falta poco para llegar a ser profesional, no me puedo desanimar. Esos recuerdos son el impulso de mi carrera.
Estos personajes han sido clave en su historia. Le digo un nombre y usted me dice que  han representado en su trayectoria.

Su abuela Dorcy López:
Una persona inolvidable en mi vida. Ella es todo para mí.

Su madre Rita Betancourt:
Ella  me enseñó a luchar.

Su padre Ermen Benítez:
Un referente en el fútbol. Alguien de quien heredé este don.

Orlando Narváez:
Un personaje. El técnico que me apoyó desde que era niño.

Fabián Sidel:
Me enseñó a ser ordenado. A tener un plan en la vida y lograrlo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)