30 de octubre de 2020 17:10

Reparten mascarillas y clausuran locales, en operativo en La Bahía de Guayaquil para prevenir un repunte del covid-19

Agentes y funcionarios de la Alcaldía de Guayaquil realizaron controles del uso de mascarilla y distanciamiento en el sector de la Bahía. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO
valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Elena Paucar (I)

Una molécula de SARS-CoV2 rondó la Bahía de Guayaquil. Un hombre utilizó el disfraz de tono rojo y alargadas espículas para captar la atención de los comerciantes y compradores que caminaban la mañana de este viernes 30 de octubre de 2020 por el pasaje Villamil. Algunos retrocedían; otros lo enfrentaron lanzándole alcohol.

Esa fue una de las estrategias que implementó la Alcaldía para crear conciencia ante la posibilidad de un repunte de casos de covid-19 en el cantón costero del Ecuador. Las autoridades municipales de Salud han advertido un leve aumento de infectados desde fines de septiembre y concluyen que las zonas de aglomeración son los principales focos de contagio.

La Bahía es una de las zonas más concurridas. Agrupa cerca de 2 000 locales comerciales y es un imán comercial que atrae a decenas de vendedores informales, que han aumentado debido a la crisis económica derivada de la pandemia.

Aceras enteras lucen copadas por mercadería de todo tipo y sus corredores lucen repletos, tal como antes de la emergencia sanitaria. Algunas personas usan incorrectamente la mascarilla y otras ni siquiera la utilizan.

Las autoridades controlaron las aglomeraciones en el sector de la Bahía, para evitar la propagación del covid-19. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Las autoridades controlaron las aglomeraciones en el sector de la Bahía, para evitar la propagación del covid-19. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO


“Todo el que incumple será sancionado, sea comerciante informal o formal en los módulos”, aseguró Gustavo Zúñiga, director de Aseo Cantonal y Mercados de la Municipalidad. Varias direcciones del Cabildo se unieron la mañana de este viernes para entregar volantes con las medidas de bioseguridad; también repartieron mascarillas.

El Municipio implementó una estrategia de control y concientización para evitar que las personas se aglomeren en sitios concurridos de Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

El Municipio implementó una estrategia de control y concientización para evitar que las personas se aglomeren en sitios concurridos de Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO


Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia, explicó que luego de esta estrategia serán más severos en la aplicación de multas, por ejemplo, por no llevar cubrebocas en espacios públicos. “A través de la documentación vamos a llevar un proceso administrativo que puede alcanzar hasta el 20% del salario básico unificado, que son USD 80. Si esto ocurre en un local privado, será sancionado”, dijo.

Este viernes fueron clausurados dos negocios de la Bahía por permitir aglomeraciones en su interior. En cambio, la noche del jueves 29 de octubre fueron cerrados ocho restaurantes del sector Puerto Santa Ana por no respetar los aforos. En este operativo de control participaron cerca de 200 uniformados, entre personal municipal, metropolitanos, vigilantes y militares.

Las autoridades municipales también dijeron que se sancionará a las personas que no usen o se coloquen mal la mascarilla. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Las autoridades municipales también dijeron que se sancionará a las personas que no usen o se coloquen mal la mascarilla. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO


El Cabildo ha identificado varios sitios conflictivos en Guayaquil. A más de la Bahía está la avenida Casuarina al noroeste, el Guasmo Sur y zonas del Suburbio.

Carlos Salvador, director municipal de Salud e Higiene, indicó que los operativos se extenderán durante el feriado para frenar el incremento de diagnósticos de covid-19. “Estamos experimentando un aumento progresivo de casos. Si bien este aumento no ha sido exponencial, no hablamos de rebrote, podemos caer si no ponemos de nuestra parte”, advirtió.

Los funcionarios entregaron mascarillas y hojas volantes con las medidas de bioseguridad para prevenir los contagios de coronavirus. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Los funcionarios entregaron mascarillas y hojas volantes con las medidas de bioseguridad para prevenir los contagios de coronavirus. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO


Una de las recomendaciones de la mesa técnica de Salud del COE cantonal es que estos controles se intensifiquen en las siguientes semanas. Y que incluso se extiendan hasta los próximos feriados de Navidad y Fin de Año.

El epidemiólogo Carlos Farhat, coordinador municipal de Salud, explicó que cada semana analizan las cifras de nuevos casos. “Pero cada 15 días se evaluará la evolución de la pandemia y del comportamiento ciudadano. De ese análisis dependerá si se suspenden algunas medidas o si, por el contrario, se aplica otras nuevas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)