Dos sentenciados en el caso Odebrecht han muerto con…
Diferencias sobre el Plan Anual de Contratación 2022…
Ecuador adopta el entintado de billetes ante robos
Estos son los cantones con semáforo epidemiológico r…
Oferta de vehículos se amplió y precio promedio bajó
Fecha para revisión y matriculación vehicular, por definirse
Grandes contribuyentes aportaron con USD 4 810 millo…
Cinco de 8 pronunciamientos de legisladoras sobre el…

Clara Freile: ‘El presupuesto en salud suma 1,9 millones; el enfoque es preventivo’ en Quito

Entrevista a Clara Freile, directora de Promoción, Prevención y Vigilancia de la Salud del DMQ. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Entrevista a Clara Freile, directora de Promoción, Prevención y Vigilancia de la Salud del DMQ. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Entrevista a Clara Freile, directora de Promoción, Prevención y Vigilancia de la Salud del DMQ. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Disminuir el índice de embarazos adolescentes, la malnutrición y fortalecer la prevención y promoción de la salud son algunas de las metas que destaca la médica Clara Freile. Ella es la Directora de Promoción, Prevención y Vigilancia de la Salud del Distrito Metropolitano de Quito y habló de los retos que tienen en materia de salud en la ciudad.

¿A qué proyectos se dará prioridad?

Hay varias aristas. Estamos trabajando en 56 mercados saludables y en buenas prácticas para el manejo de alimentos con los trabajadores autónomos registrados (unos 2 000). También hay un proyecto de espacios saludables, es decir, libres de humo, seguros, comunitarios y con alternativas para actividad física. En las Casas Somos, por ejemplo, se instalarán facilidades para hacer actividades físicas y recreacionales. En el Distrito, el 28,32% de la población tiene malnutrición (sobrepeso y obesidad), por lo que se realizan alianzas con las escuelas de Educación Física de las universidades para que se hagan actividades.

¿Hay algún proyecto específico para combatir la malnutrición en chicos?

Estamos trabajando en bares escolares. La idea es que los chicos se alimenten nutritivamente. Hay que capacitar a padres, alumnos y docentes. Con la Secretaría Metropolitana de Educación llegamos a acuerdos para que en los bares de las 21 instituciones educativas se incluya la comida netamente saludable. El año anterior se trabajó en seis. Ahora se espera cumplir con el resto.

¿Qué otras enfermedades afectan a los quiteños?

Las principales patologías están relacionadas a los malos hábitos de vida: hipertensión arterial, diabetes y males cardíacos. En las unidades médicas hay puntos que se encargan de atender a estos pacientes. Se suman los accidentes de tránsito, violencia y cáncer de cuello uterino. Para combatir este último estamos comprando vacunas para chicos de entre 9 y 18 años. La idea es prevenir.

¿Salud al Paso fue un programa que no resultó?

El programa era caro; se invirtieron USD 14 millones y solo se cubrió al 20% de la población. Este dinero se podía invertir en cosas con mayor impacto. Ahora Salud al Paso trabaja en Guagua centros, mercados y colegios. Además, se fortalecieron las unidades cardiometabólicas, para que las personas derivadas sean tratadas y no se pierdan como ocurrió anteriormente.

¿Si fortalecen las unidades médicas están apostando por lo curativo y no por lo preventivo?

Los pacientes que se chequearon no llegaron a ser curados para que tengan una mejor calidad de vida, por lo que es necesario hacerlo. Mientras que en territorio se buscará que las personas cambien sus hábitos, hagan ejercicios y demás.

¿Qué balance se tiene sobre el embarazo adolescente en la ciudad?

Es un problema en la ciudad de Quito, ya que tuvimos cerca de 6 000 embarazos en el 2017. La proyección en este año es de llegar a 9 000. De esta cifra, el 12% tienen entre 9 a 14 años. Los sectores con el índice de embarazo más alto son Calderón, Cotocollao, Guamaní, el Centro Histórico, Tumbaco y Quitumbe.

¿Qué proyecto se ha planteado para prevenir el embarazo?

Se está trabajando en vocería entre pares para el empoderamiento y para elaborar el plan de vida de niñas y jóvenes. Así se logrará postergar los embarazos y la reproducción de la pobreza. La idea es que se proyecten hacia dónde quieren ir y qué quieren hacer; empoderarse de su cuerpo y de su vida. El proyecto es reproducir la estrategia Saber Pega Full, para que se implementen en las administraciones zonales y en los barrios. Los chicos se transformarán en voceros. Las actividades incluyen a niñas embarazadas, ya que es importante el acompañamiento.

¿Con cuántas personas cuentan para estos proyectos y programas?

Son unas 25 personas. Además, contrataremos más psicólogos, nutriólogos y veterinarios (tienen a cargo Urbanimal) para promover la salud en el espacio público y aterrizar estos proyectos.

¿Cuál es el presupuesto destinado para estos y otros proyectos?

El presupuesto de la Secretaría alcanza los USD 1,9 millones para estos y otros proyectos y unidades médicas de salud norte, centro y sur. El enfoque es preventivo.

Hoja de vida 
Es médica cirujana. Tiene una Maestría en Medicina Social y una especialidad en Prevención de Enfermedades Transmisibles.
Pensamiento. Hay que apostar a lo preventivo.

Suplementos digitales