23 de agosto de 2018 00:00

Menos ciudadanos venezolanos pasan por Migración para entrar a Ecuador

Este grupo de venezolanos caminó dos horas, ayer, desde la zona de Rumichaca hasta el sur del cantón Tulcán. Foto: Álvaro Pineda para EL COMERCIO

Este grupo de migrantes venezolanos caminó dos horas, ayer, 22 de agosto del 2018, desde la zona de Rumichaca hasta el sur del cantón Tulcán. Foto: Álvaro Pineda para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 23
Redacción Política

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las largas filas de venezolanos frente a las oficinas de Migración de Rumichaca desaparecieron. En contraste, la imagen de viajeros caminando por la vía Panamericana es cada vez más frecuente desde el 19 de agosto.


Ayer, 22 de agosto del 2018, apenas 50 personas estaban en cola para sellar su pasaporte de ingreso al país, a través del Puente Internacional de Rumichaca. Quienes no lo tienen cruzan directamente a Carchi por el viaducto o lo hacen por los pasos alternos y trochas, cuentan los inmigrantes.

Por esa razón, en Migración se han detectado pocos casos de familias venezolanas con problemas para ingresar formalmente. A ellas les aplican una de las cinco excepciones si no tienen el pasaporte, una exigencia migratoria que rige desde el 18 de agosto.

Por ejemplo, pueden entrar los niños y adolescentes si sus padres o tutores portan el documento; o parejas casadas con un documento que acredite aquello y que uno de ellos posea el pasaporte.

Gabriela Franco, quien llegó con sus dos hijas, de 13 y 16 años, se acogió a esa salvedad. Solo ella tenía pasaporte, que caducará el próximo año. Luego de vacunar a las niñas legalizó la entrada de todos a Ecuador. Eso la tranquilizó y descansó en los pasillos, antes de retomar el viaje hacia Guayaquil, su destino.

Un funcionario de Migración explicó que la Cancillería decidió facilitar la entrada y salida de los menores de edad extranjeros, únicamente con la partida de nacimiento o cédula. Esa dependencia no dio cifras sobre cuántos ciudadanos venezolanos se han acogido a esas excepciones.

Una buena cantidad de viajeros se observa en la carretera, como el del grupo encabezado por José García, oriundo de Yaracuy. Ellos llevaban dos horas de recorrido desde Rumichaca hasta el sur del cantón Tulcán. Los extranjeros avanzaban aferrados a sus maletas y botellas de agua.

García, comerciante de profesión, y los siete compañeros de travesía que conoció cruzaron sin el pasaporte.

García lo hizo por el puente internacional. Sin embargo, otros atraviesan por cualquiera de los 26 pasos alternos de la frontera entre Ecuador y Colombia.

María Esther González, voluntaria de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales, que colabora en la emergencia humanitaria, aseguró que la mañana de ayer unas 150 personas se internaron en Ecuador, luego de pasar la noche del martes en las carpas instaladas en Rumichaca. A ese grupo pertenece García.

Franco considera que “hay que realizar un estudio detallado de cada caso. Hay familias que están (en Rumichaca) desde el sábado”.

Uno de ellas es la de Alfredo Sánchez, de 55 años, quien llegó con su pasaporte. Le acompañan su hijo Alejandro, de 31 años, y un sobrino mayor de edad. Es una familia dividida, porque la esposa de Sánchez, Joaquina Surbarán, se quedó en Caracas por la falta del documento.

También hay personas varadas en el puente porque tienen caducado el pasaporte.

Para ayudar al desplazamiento de los viajeros, varias instituciones se han sumado. Por ejemplo, la Prefectura de Pichincha creó un “corredor ciudadano” para trasladarlos en buses desde Rumichaca hasta Perú, indicó a EFE Sebastián del Salto, asesor de la Prefectura.

Los buses son de la cooperativa de transporte Pullman-Carchi, que irán hasta Huaquillas, con la intención de que los venezolanos puedan pasar a Perú antes del sábado.

La Prefectura facilita también “hidratación y comida”, así como atención sanitaria.

Audiencia por medidas cautelares será mañana

Para evitar esta crítica situación de los inmigrantes, la Defensoría del Pueblo y organizaciones de la sociedad civil solicitaron medidas cautelares contra la exigencia del pasaporte.

La audiencia para resolver esta solicitud se suspendió ayer y está previsto que se instale a las 10: 00 de este viernes. La jueza Judith Naranjo acogió la solicitud de los ministerios del Interior y de Relaciones Exteriores, que pidieron la suspensión.

Cuando se instaló la sesión, Diego Tipán, viceministro del Interior, solicitó a la Jueza que se mantenga la fecha inicial de la audiencia, que se había fijado para el viernes. Adujo que este cambio de “última hora coartaba el derecho a la defensa del Estado”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)