20 de September de 2009 00:00

La cirugía plástica ya no es ajena al hombre

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones Cuenca y  Siete Días

Se presenta como Juan Pablo,  pero confiesa que ese no es su nombre. Dice que no quiere que sus amigos se enteren de que se va  a hacer la cirugía de nariz.



En EE.UU. los números suben
De acuerdo con un cálculo de  la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, publicada en su página web, desde  2002 los procedimientos quirúrgicos estéticos en hombres crecieron  un 5%.
Los procedimientos estéticos mínimamente invasivos  tuvieron  desde ese año un 41% de aumento.  Las    inyecciones antiarrugas de Botox son más populares entre los hombres, con 8,7 millones de casos registrados en EE.UU. hasta  2008.
 En EE.UU., siempre de acuerdo con  la Sociedad  de Cirujanos Plásticos, el 20% de la depilación láser, el 14% de las inyecciones de Botox, el 15% de  las liposucciones y las cirugías de párpados, y el 24% de las rinoplastias se realizan a hombres.Pero, lo van a notar, ¿no? “Bueno, sí, pero yo prefiero decirles que tuve un accidente y me tuvieron que operar, o que me recomendaron arreglarme el tabique desviado”, dice casi en un susurro, como para que los otros que están en la sala de espera no lo escuchen.

Juan Pablo tiene 19 años y sus padres le regalan una operación que ha soñado por mucho tiempo. En la sala de espera, con su mamá junto a él, confiesa que esa nariz lo hace sentir inseguro. Que cree que una nueva irá mejor con su cara.  No ve la hora de entrar a la consulta para que el médico   le diseñe su nuevo yo.

Ya pasó el tiempo cuando los hombres solo se atrevían a hacerse implantes de cabello. Cada vez más, se animan a entrar al quirófano para algún retoque.

Al visitar a cirujanos plásticos en Quito y Guayaquil, encontramos que  los   ecuatorianos  hoy se  hacen    estiramientos faciales,  eliminación de las bolsas debajo de los ojos,  implantes de mejillas,  reconstrucción del mentón,   liposucción,  implantes pectorales y  implantes  de pantorrillas.

También   hay quienes se reducen los pechos. Quienes  no se animan a entrar al quirófano  prefieren   la toxina botulínica (Botox), que sirve para eliminar las arrugas.

Afuera de la consulta del doctor Byron Salazar esperan tres personas. Son las 16:00  y en la calle hace frío. Salazar se especializó en Brasil y su consultorio es impecable y amplio.

“El hombre, con la ropa que usa,  no necesita lucir tan esbelto. Hay quienes hacen ejercicios, dietas e incluso depilación del cuerpo, pero la mayoría de hombres busca cambios en su rostro:  nariz, ojos, cirugías de mentón, rellenos de surcos, pómulos...”.

Este cirujano indica que la   operación más común entre los varones de 18 a 30 años, es  la cirugía de la nariz. Le sigue   la liposucción. Pero quienes están entre los 30 y los 40,  acuden a el  cirujano para rejuvenecer los párpados, hacerse una ‘lipo’ de rostro o eliminar la papada. 
 


“El hombre no busca  lucir tan esbelto. El hombre lo que busca es que su rostro se vea bien: nariz, ojos...”. 
Byron Salazar, cirujanoCon él coincide  el cirujano José Valdivieso, del Hospital del Río. “Cuando los cuencanos son más jóvenes lo que quieren operarse es la nariz y los mayores quieren arreglarse las arrugas, la papada, las bolsas debajo de los ojos...”.
Gustavo N., de 47 años, dice que así la gente no lo reconocerá y no sabrá que las cirugías que se hizo seguirán en el anonimato.

“Operarme el mentón, la papada y las patas de gallo fue una decisión de la que no me arrepiento. Me siento más seguro cuando me veo al espejo”.  De hecho a él no se le notan las operaciones. Pero sus manos se ven arrugadas, algo que contrasta con la juventud de su cara.

Valdivieso dice que lo importante cuando una persona quiere operarse es que esté segura y que escuche las opiniones del galeno tratante. “Es primordial que el médico sea ético y aconseje a su cliente de tal forma que la operación sea acorde con las facciones del paciente. No vamos a poner una nariz respingada y chiquita en una cara larga y gorda”.
 
¿Y los precios? En promedio, una  rinoplastia (cirugía de nariz) puede costar unos USD  2 000.  Todo dependerá del lugar donde el cirujano realice la operación. Una operación de párpados está en un promedio de USD 1 500.

El doctor Salazar dice que hay quienes se operan la nariz porque creen que esa es la razón por la cual hace tiempo no consiguen trabajo. “La Organización Mundial de la Salud dice que salud no es solo no tener enfermedades, sino tener salud en la parte física, mental, anímica...  para eso también sirve la cirugía plástica”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)