¿Prohibición de solicitar certificados de votación c…
Ministro habla del próximo retorno al trabajo presen…
Perú hace su mayor quema de estupefacientes con más …
La Asamblea no concreta juicios políticos contra Cel…
Fiscalía General del Estado alerta sobre correos mal…
Yunda autoriza eventos públicos y centros de toleran…
Vacunómetro se presentará el domingo 20 de junio del…
Una estrategia para combatir la desnutrición infanti…

Cientos de detenidos en una operación contra falsificaciones en América Latina

Accesorios, ropa y demás implementos personales fueron parte de la mercadería que se halló en fábricas ilegales que falsificaban productos. Foto: Imagen referencial Archivo/ EL COMERCIO

Accesorios, ropa y demás implementos personales fueron parte de la mercadería que se halló en fábricas ilegales que falsificaban productos. Foto: Imagen referencial Archivo/ EL COMERCIO

Accesorios, ropa y demás implementos personales fueron parte de la mercadería que se halló en fábricas ilegales que falsificaban productos. Foto: Imagen referencial Archivo/ EL COMERCIO

Un total de 805 personas fueron detenidas o imputadas en una amplia operación contra la falsificación de mercancías que se llevó a cabo en once países de latinoamericanos en la segunda mitad de agosto, reveló hoy 21 de septiembre del 2015, Interpol.

Jupiter VII, que es el nombre dado a esta operación, permitió desmantelar fábricas ilegales y cadenas de proveedores, además de requisar unos 800 000 productos falsificados por un valor de unos USD 130 millones, destacó en un comunicado la agencia policial internacional, que actuó de coordinador.

Entre esos productos había ropa, fertilizantes, parabrisas, bebidas alcohólicas, cigarrillos, cosméticos, componentes eléctricos y electrónicos, teléfonos móviles, accesorios, carburantes, material de construcción y piezas arqueológicas procedentes de Costa Rica, que fueron aprehendidas en Venezuela por la policía.

Uno de los arrestos más significativos tuvo lugar en Colombia y fue el de John Jairo H., que era objeto de una alerta roja de Interpol porque Estados Unidos lo reclama por acusaciones de lavado de dinero en relación con el tráfico de bienes ilícitos y falsificados.

En Brasil, y más en concreto en Sao Paulo, la policía federal se incautó de 300 000 parabrisas de coches en el marco de Jupiter VII, que se llevó a cabo entre el 15 y el 31 de agosto.
Los otros países implicados fueron Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

El director ejecutivo de los servicios policiales de Interpol, Tim Morris, destacó que este tipo de iniciativas muestran “un vínculo claro entre el tráfico de bienes ilícitos y la delincuencia internacional” y la importancia de estas acciones.

“No solo está la cuestión vital de proteger la seguridad pública del uso potencialmente peligroso de bienes, sino también la de desmantelar esas redes ilegales a menudo conectadas con otras formas graves de delincuencia”, declaró.

La lucha contra el pirateo y los productos falsificados centrará la novena Conferencia Internacional sobre los Delitos contra la Propiedad Intelectual que se celebrará en Buenos Aires del martes y al jueves de esta semana.