29 de octubre de 2018 19:03

La científica que lucha contra el cáncer con nanotecnología comparte sus avances con médicos en Guayaquil

La científica israelí Marcelle Machluf está de visita en Guayaquil. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

La científica israelí Marcelle Machluf está de visita en Guayaquil. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Elena Paucar

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Marcelle Machluf encendió en abril del 2018 una de las 14 antorchas para conmemorar el septuagésimo aniversario del estado de Israel. Un comité cívico escogió a personajes trascendentes para representar el variado mosaico de la sociedad judía. Su antorcha simbolizó el avance de la ciencia y la tecnología.

El cónsul general de Israel en Guayaquil, Johnny Czarninski, lo recordó la tarde de este lunes 29 de octubre de 2018, durante la presentación de la científica mundialmente conocida por el desarrollo de una innovadora técnica para combatir el cáncer.

Se trata de nanoghost, el uso de células modificadas con nanotecnología, enfocadas únicamente en atacar a las células malignas sin afectar a las benignas. “Esta tecnología transporta directamente la medicina al tumor, como si fuera un bus. Ataca directamente al tumor y no a otros órganos”, explicó la científica.

Machluf fue invitada por la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol). Esta noche tiene previsto dar una charla magistral durante la ceremonia por los 60 años de aniversario de la universidad porteña.

Más temprano compartió los avances de su investigación con médicos en Guayaquil, en una conferencia organizada por el Consulado General de Israel. Machluf es conferencista de la Facultad de Biotecnología e Ingeniería Alimentaria del Instituto Tecnológico de Israel (Technion), donde dirige el Laboratorio para el Control de Administración de Fármacos contra el Cáncer y Tecnologías Celulares.

Es ahí donde se gesta su estudio, basado en un sistema de nano-entrega de medicación con partículas extremadamente diminutas, de hasta 200 nanómetros. El objetivo es que puedan viajar a través del torrente sanguíneo hasta llegar específicamente al tumor.

Actualmente, el tratamiento oncológico que predomina no logra discriminar las células cancerígenas de las sanas. Y aunque existen ciertas terapias dirigidas, estas se enfocan en tipos específicos de cánceres, en estadíos o etapas específicas.

La propuesta de Machluf parte de las células madres mesenquinales, que se encuentran en la médula ósea y que tienen la capacidad de evadir al sistema inmunológico. “Tomamos estas células, vaciamos por completo su contenido y solo dejamos la membrana intacta”.

Esa membrana se caracteriza por reconocer y adherirse al tumor. De esta forma se convierte en el vehículo ideal para, luego de su reducción por nanotecnología y de ser rellenada con un fármaco en particular, transportarse directamente hacia el tumor y liberar el tratamiento. “Estamos desarrollando esta tecnología como una herramienta para que las compañías farmacéutica puedan transportar los medicamentos de una forma mucho más eficiente a los tumores”.

El estudio ha logrado resultados positivos durante la fase de prueba en animales. La científica israelí calcula que dentro de tres años empezarán las pruebas clínicas en humanos.

Para Edwin Yabo, embajador de Israel en Ecuador, esta investigación se enmarca en la cuarta revolución industrial, la revolución de las tecnologías digitales, la física y la biología.

“En el mundo digital no hay distancias. Podemos cooperar con científicos de Israel en tiempo real y eso abre muchas puertas a la cooperación y al desarrollo de las economías”. De ahí destacó la importancia de invertir más del Producto Interno Bruto en innovación y tecnologías desde las naciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)