8 de septiembre de 2020 18:22

¿Cuáles son las reglas de juego que deben cumplir los ciclistas en Quito?

En Quito, las ciclovías tienen una extensión de 67,5 kilómetros. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

En Quito, las ciclovías tienen una extensión de 67,5 kilómetros. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un promedio de 3 000 ciclistas circulan cada semana en las ciclovías que implementó el Municipio de Quito y que abarcan una extensión de 67,5 kilómetros.

Según un estudio de la Secretaría de Movilidad de la Alcaldía, el uso de la bicicleta con fines no recreativos se incrementó en un 600% en la capital, durante los últimos meses de la emergencia sanitaria por el covid-19. Antes de la llegada de la pandemia se realizaban alrededor de 33 000 desplazamientos diarios en bici. Hoy se hacen 186 000.

En el eje norte (tramo concluido en la avenida Amazonas desde El Labrador hasta la avenida Orellana) circulan alrededor de 1 400 ciclistas al día. En el sur, esta cifra se obtendrá al finalizar el tramo, informó este martes 8 de septiembre del 2020 un comunicado de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop).

Eso implica que cada vez más gente usa ese medio de transporte para realizar sus actividades cotidianas como ir a la oficina, salir de compras, efectuar trámites, entre otros.

Según la Epmmop, en las dos primeras semanas de septiembre, la ejecución de la ciclovía en el sur de Quito registra un avance de 4,45 kilómetros. A esta cifra se suma la intervención del norte, que es de 5,15 km; lo que se traduce en 9,6 km de ciclovías en todo el Distrito.

El uso de la bicicleta con fines no recreativos se incrementó en un 600% en la capital, durante los últimos meses de la emergencia sanitaria. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

El uso de la bicicleta con fines no recreativos se incrementó en un 600% en la capital, durante los últimos meses de la emergencia sanitaria. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

En el sur, el eje que comprende la avenida Cóndor Ñan y Rumichaca Nañ hasta la avenida Solanda está concluido. Los tramos sobre las avenidas Cardenal De La Torre y Teniente Hugo Ortiz tienen un avance considerable. En pocas semanas se prevé intervenir las calles que conectarán al Centro Histórico, dijo la entidad municipal.

La ciclovía cuenta con bolardos que son elementos tubulares de color amarillo y sirven para segregar (separar) el carril de los autos con el de los ciclistas. La calzada está señalizada con cajas de seguridad (pintura de color verde) y líneas segmentadas (pintura de color blanco) que indican que ese espacio es de uso preferencial para los ciclistas. Además, se han colocado pictogramas de ciclistas y peatones.

En las intersecciones de avenidas con calles se han señalizado cruces peatonales y en algunos sectores de mayor tránsito se instalaron semáforos.

Quienes pedalean diariamente deben tener en cuenta lo siguiente cuando toman las ciclovías:

En algunos sectores de mayor tránsito se instalaron semáforos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

En algunos sectores de mayor tránsito se instalaron semáforos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

- Los tramos marcados cuentan con señalización vial para garantizar el desplazamiento de los ciclistas.
- Durante la primera semana de septiembre se colocaron bolardos (elementos tubulares de color amarillo que sirven para separar el carril de los autos de la ciclovía) en el trayecto de la av. Rumichaca Ñan desde la av. Morán Valverde hasta la calle Cusubamba, en el sur de Quito.
- También hay bolardos en las avenidas Patria y Amazonas.
- Ocho intersecciones viales fueron complementadas con semáforos para ciclistas, en las calles Isaac Albéniz y Logroño, las avenidas El Inca, Río Coca, Tomás de Berlanga, Gaspar de Villarroel, Naciones Unidas, De La República y Orellana.
- En las bocacalles se pintaron franjas verdes distintivas, las cuales representan los puntos en donde los conductores de autos deben distinguir que son zonas de circulación de bicicletas.
- Las ciclovías cuentan con un grupo de movilidad que brinda seguridad y apoyo en el sector. 20 agentes lo integran para vigilar los carriles exclusivos de los ciclistas.
- Se colocaron pictogramas de ciclistas y peatones. En las intersecciones de avenidas con calles se han señalizado cruces peatonales.

Entre los grupos de ciclistas también se difunden estrategias para el correcto uso de las ciclovías. Rossana Peña, del colectivo ‘Moviliso’, recomienda lo siguiente:

La ciclovía cuenta con bolardos que sirven para separar el carril de los autos del de los ciclistas. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

La ciclovía cuenta con bolardos que sirven para separar el carril de los autos del de los ciclistas. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO


- Respetar los carriles de circulación de las bicis y no movilizarse en contravía por las calles y avenidas.
- Los ciclistas deben cumplir con las leyes de tránsito. Eso implica respetar los semáforos, cruces cebra, letreros de pare y demás señalética.
- No trasladarse con audífonos para estar pendiente del entorno.
- Utilizar chalecos y prendas de vestir visibles. También luces si el ciclista sale a pedalear por las noches.
- Usar el casco de forma obligatoria por seguridad.
- No ciclear por las aceras, porque son espacios destinados a los peatones.
- Los vehículos deben mantener una distancia de 1,50 metros de las bicis. Con ello se garantiza el equilibrio de quien va en el vehículo de dos ruedas.
- Al circular por el carril exclusivo, los ciclistas deben hacerlo a 50 centímetros de distancia por seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)