4 de agosto de 2020 00:00

Ciberdelincuentes atacan con fuerza durante la pandemia; la Policía indaga

El médico Luis Taco pidió trajes de bioseguridad por Internet, pero no llegaron. Foto: cortesía

El médico Luis Taco pidió trajes de bioseguridad por Internet, pero no llegaron. Foto: cortesía

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Seguridad
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El uso de vías virtuales para comprar, pagar o realizar trámites en medio de la pandemia ha hecho que las bandas que atacan en Internet actúen con más frecuencia. La Policía lo sabe y ejecuta investigaciones para frenar a estos grupos.

Los agentes conocen casos que se han perpetrado especialmente desde junio; a través de ellos, este Diario habló con los afectados. Uno es José Medina.

Dice haber perdido USD 300 cuando intentó comprar una computadora que se ofertaba a través de la Red. “En el momento en que estalló el covid comencé a hacer teletrabajo, pero necesitaba una nueva máquina y en Internet encontré muy buenos precios”.

Pero después del depósito, el supuesto vendedor bloqueó todos los contactos y desa­pareció. Hoy, los policías rastrean a los sospechosos.

Los investigadores incluso han detectado sitios web o plataformas de comercio electrónico fraudulentos en los que se ofrecen trajes de bioseguridad, mascarillas de todo tipo o insumos médicos a domicilio.

A Luis Taco le dijeron que la entrega le llegaría máximo en una semana. Es médico general y desde hace cuatro años trabaja en un centro de Manabí. Su caso reposa en la Policía Judicial desde el 23 de julio.

Recuerda que el 17 de marzo, al iniciar la pandemia, intentó comprar por Internet trajes de bioseguridad e ingresó a una página web. Luego se contactó por mensaje con un supuesto vendedor. Pidió cuatro vestimentas y depositó USD 200.

“Me ofreció entregar en mi casa en dos días y no fue así”. El médico lo llamó y envió mensajes, pero ya no respondió.

Más bien el sospechoso eliminó el sitio web. “Quise denunciar inmediatamente en la Fiscalía, pero las oficinas no atienden al público”. Esa restricción ha hecho que no todos los afectados denuncien. Pese a ello, en junio hay más casos que en abril y mayo.

Freddy Sarzosa, jefe de la unidad policía que investiga este tipo de ilícitos, asegura que los casos han aumentado durante la crisis sanitaria y que el aislamiento también ha impedido que haya registros.

El 15 de junio, Lorena Dávalos también fue víctima de una estafa luego de comprar un equipo tecnológico en Internet. Transfirió USD 500 y le ofrecieron entregar en dos días el pedido en su casa, ubicada en Machala, El Oro, pero el producto no llegó.

El 20 de junio le enviaron un último mensaje que decía “esté pendiente; ya mismo llega su pedido”. Luego la bloquearon en Whatsapp. Cuenta que llamaba y escribía al vendedor, pero que nunca respondió.

Agentes saben que las cibermafias también envían mensajes por redes sociales o correos electrónicos. Estos tienen “enlaces maliciosos” que infectan computadoras y celulares.

Cuando el usuario realiza, por ejemplo, una transferencia bancaria en línea, el virus informático accede a datos personales y bancarios y sustraen dinero de las cuentas.

Mariana Bonilla fue víctima de este delito el 1 de junio. Ella realizó un depósito a través de su celular, para pagar la cuota mensual de su tarjeta de crédito. Al día siguiente recibió un correo con la notificación de que había realizado una transferencia no autorizada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (5)