27 de September de 2009 00:00

El choque de una aeronave se indaga

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Machala

Una falla mecánica pudo provocar el accidente de la avioneta fumigadora que se estrelló el viernes.

La aeronave cayó sobre una plantación bananera de la parroquia Barbones del cantón El Guabo, en el norte de El Oro. El accidente provocó la muerte instantánea de sus dos ocupantes. El capitán Juan Carlos Ortega, de 34 años (oriundo del cantón El Triunfo) y del piloto machaleño, Carlos Macías, de 20 años.

Según un técnico de la empresa a la que pertenecía la avioneta (aerofumigadora Fumipalma), “lo más seguro es que el motor presentó una falla”.   

El accidente se registró poco antes de las 16:00. La avioneta monomotor, que pertenecía a la flota de la empresa, cayó en la plantación del productor Humberto Lara, a un costado de la vía que conduce a Barbones. Se estrelló contra una zanja de aproximadamente tres metros de profundidad que sirve como canal de drenaje de la plantación.

Los trabajadores del predio agrícola observaron cómo la avioneta se precipitó a gran velocidad. Dijeron que “la nave planeaba a muy baja altura y su motor no emitía ningún ruido”.

El único sonido que se escuchó fue el que provocó el impacto de la avioneta contra el suelo. Luego vieron cómo se incendió. El técnico de Fumipalma dijo que el tanque de combustible se derramó y eso avivó las llamas.  

Los obreros se acercaron al lugar e intentaron socorrer a las víctimas, pero ya fue tarde. “Solo se hallaron los cadáveres calcinados entre los hierros retorcidos de la nave”, indicó la Policía de Barbones en su reporte.

El fiscal de Machala, Jorge García, acudió al sitio para realizar el levantamiento de los cadáveres. Dijo que fue difícil  recuperar los cuerpos de entre los escombros. El Fiscal manifestó que, si bien la primera hipótesis sobre la causa del accidente es que fue una falla mecánica, se indagará el caso para confirmar o descartar esta versión.

Ortega tenía una experiencia de 1 000 horas de vuelo. Macías, en cambio, de 80 horas. Julio Parra, jefe de Operaciones de la firma propietaria de la aeronave, explicó que la avioneta realizaba un vuelo de entrenamiento.

El cuerpo del piloto Macías, quien se había incorporado el año pasado en la Escuela Aeroclub del Guayas, fue velado ayer en el centro de Machala.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)