24 de September de 2009 00:00

China dice que la presión no ayudará a la solución nuclear iraní

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pekín, Reuters

Incrementar la presión sobre Irán no es una fórmula efectiva para convencer al país de que suspenda su programa nuclear, dijo Pekín el jueves, a pesar de que China se unió a otras grandes potencias para exigir una "respuesta seria" de Teherán.

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania, dijeron el miércoles a Irán que preparara una "respuesta seria" antes del 1 de octubre a las demandas para que suspenda su programa nuclear, o se arriesgará a las consecuencias.

El ultimátum se produjo después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, realizara su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU, en el que instó a los líderes internacionales a unirse a él para enfrentarse a los problemas del mundo, incluyendo los planes nucleares de Irán.

Obama también ha dicho que él y el presidente ruso, Dmitry Medvedev, coincidieron en que se considerarían nuevas sanciones de la ONU si Irán no respondía a las propuestas de poner fin al conflicto nuclear.

Pero China, que tradicionalmente ha sido ambivalente sobre las presiones internacionales a otros países e importa grandes cantidades de petróleo crudo de Irán, señaló que le incomodaría una estrategia de mano dura. "Creemos que aplicar sanciones y ejercer presión no son formas de resolver los problemas y no contribuyen a los actuales esfuerzos diplomáticos en el tema nuclear de Irán", dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Jiang Yu, en una sesión informativa habitual en Pekín.

El ministro chino de Relaciones Exteriores, Yang Jiechi, en comentarios a la agencia oficial Xinhua, también reiteró la posición de China de que el tema del programa nuclear iraní era mejor resolverlo pacíficamente mediante el diálogo.

Ministros de Exteriores de los seis países que firmaron la carta a Teherán se habían reunido en Naciones Unidas para continuar las discusiones sobre el polémico programa nuclear de Irán, que Occidente sospecha está dirigido a desarrollar armas atómicas. Irán insiste en que sus ambiciones nucleares se limitan a la generación de electricidad y ha rechazado las demandas del Consejo de Seguridad para que suspenda todas sus actividades nucleares sensibles.

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, en su propia intervención ante la ONU el miércoles, no mencionó directamente el tema nuclear.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)