Taxistas rechazan ser incluidos en el pico y placa
El buque escuela Guayas interceptó semisumergible narco
En ocho años se registraron 18 040 casos de tenencia…
Epmmop refuerza seguridad vial cerca de cementerios
Trolebús y Ecovía operarán desde las 06:00 en el feriado
En 10 meses, 23 migrantes ecuatorianos desapareciero…
Edades, dosis…así se aplica la vacuna Sinovac …
Picker, primera aplicación ecuatoriana en ingresar a…

‘CFN facilitó que 895 pymes accedan a crédito en la pandemia’: Juan Carlos Jácome, expresidente de CFN

Juan Carlos Jácome, expresidente de la Corporación Financiera Nacional (CFN)

Juan Carlos Jácome, expresidente de la Corporación Financiera Nacional (CFN)

Juan Carlos Jácome se desempeñó como presidente de la Corporación Financiera Nacional (CFN). Foto: Cortesía

Tras cerca de dos años y medio como presidente del Directorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN), usted dejó el cargo el 11 de junio del 2020. ¿Cuál es el balance de esa gestión?

Si bien CFN (antes del actual Gobierno) era y es una institución emblemática, había unas percepciones no tan positivas en la sociedad y en los clientes inmediatos. Las cosas cuestionadas eran el tiempo que tomaba acceder a un crédito y, además, que no había certidumbre de qué documentos se requerían para realmente aplicar a un crédito. A veces tomaba demasiado tiempo, hasta nueve meses. Luego, con el cambio de Gobierno, se estableció una política para resolver esa problemática.

¿Cuánto tiempo ahora demora obtener un crédito?

Si el trámite es admitido, el análisis demora 15 días hábiles. Luego de ese tiempo el cliente sabe que va a comité para ser aprobado o es llamado a la junta de clientes. En total, el trámite puede ser aprobado en un mes. Otra cosa que se implementó fue el ‘tracking CFN’, que es una herramienta en la que el cliente puede hacer el seguimiento y conocer en qué etapa se encuentra su trámite. Se creó, además, la junta del cliente que era un espacio o fase preliminar al cierre del proceso. En este punto, y para hacer la gestión más inclusiva, se invita al cliente para que sepa qué está pasando o qué debería subsanar para obtener el crédito. Además, hace año y medio se desarrolló la videollamada CFN. Esta funciona como un balcón de servicios que acerca clientes con la entidad y su uso ha sido fundamental en la pandemia.

En tramitología, ¿qué cambios se han hecho?

La cuantía de documentos que se manejaba en otros gobiernos era indeterminada. En el camino se iban solicitando documentos tras documentos. Definimos el mínimo de documentos necesarios. Sin embargo, se debe destacar que no es lo mismo aplicar a una línea de crédito estilo banca privada, que analiza perfil crediticio, frente a un crédito que financia un proyecto de inversión que es lo que hace CFN en un 90%. Allí sí se requieren ciertos documentos extra. Aun así, eliminamos requisitos que determinamos que no eran necesarios ya en la práctica.

¿Qué productos se crearon?

Varios, se cambió la idea de que CFN era una banca elitista. Se creó el producto Juntos, que buscaba aglutinar a personas en relación de dependencia, con honorarios y que unidos puedan crear un negocio.

Otro producto fue Emprendedor Pacífico. Allí CFN era garante de la operación.

Para aquellos negocios un poco más maduros se creó Pymes Express, donde básicamente se pedía un garante solidario. Estas líneas están enfocadas a levantar los negocios con capital para trabajo, entre otros.

Y está Pymes Prospera, que está destinado para negocios más robustos con apoyo de la CAF.

Durante la emergencia, ¿qué monto en créditos se otorgó?

Con la desesperación de los negocios para poder pagar nómina y seguir operando fortalecimos, junto con el BIESS, el producto Pymes Express. Entre el 6 de abril y finales de mayo bajo esta figura se otorgaron cerca de USD 65 millones a 895 pymes.

En cifras globales, ¿cuánto se ha colocado en créditos?

En los tres años de Gobierno del presidente Moreno se han desembolsado cerca de USD 2 000 millones en 40 000 operaciones crediticias. Esto es un 35% en desembolsos y un 80% en operaciones comparando con el mismo periodo en 2017 y 2014.

Durante su gestión, ¿qué variaciones hubo en los índices de morosidad?

En el 2017 la mora era de 9,28%, en el 2018 fue de 8,10% y hasta diciembre del 2019 se llegó a 6,85%.

¿Qué cosas todavía son puntos a mejorar en el sector productivo para tener un mayor acceso a financiamiento?

Muchas entidades bancarias no ven el 2020 debido a la coyuntura actual, sino que ven la foto del 2019 e incluso del 2018. Entonces, quien hizo la tarea en ese momento tendrá más acceso a financiamiento. Quien hizo un buen manejo financiero en sus negocios hasta el 2019 será quién tendrá las más altas probabilidades de conseguir más fácilmente recursos en estos momentos. Además, con la situación creo que es una época de rediseño, lograr transiciones o reinventarse.

¿Hay ganadores de la emergencia?

Sin duda el sector agrícola. Es el sector de protección en este momento y hacia allá debe ir la mayor cantidad de recursos que vengan. Esto es importante porque fortalecer a la agricultura influye en todo, inclusive en las exportaciones.

Suplementos digitales