17 de marzo de 2020 14:49

El centro de Guayaquil vive un martes atípico tras cierre de casco comercial en prevención por coronavirus

La Bahía de Guayaquil lució vacía este martes 17 de marzo del 2020. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

La Bahía de Guayaquil lució vacía este martes 17 de marzo del 2020. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Grises esteras metálicas enrollables cubren la gran mayoría de vitrinas de la avenida 9 de Octubre, el corazón comercial del centro de Guayaquil, que amaneció cerrado la mañana de este martes 17 de marzo, con una mínima actividad comercial.

Solo farmacias, tiendas, sucursales bancarias y de las compañías telefónicas abrieron hoy en el centro luego del cierre del casco comercial, módulos municipales y locales particulares, ordenado desde la tarde del lunes 16 por el Municipio de Guayaquil como medida de seguridad y protección ante el avance del coronavirus.

La actividad era equiparable hoy a la de un domingo, con pocos transeúntes y tráfico vehicular. En el marco del estado de excepción declarado por el Gobierno Nacional la restricción de la circulación vehicular aplicará en todo el país desde este miércoles 18, a partir de las 05:00. El estado de excepción rige hasta el 5 de abril.

Elías Molina, dependiente de una panadería en 9 de Octubre y Córdova, desocupaba en gavetas las pocas existencias de pan ambateño que les quedaban en el local con la finalidad de venderlos en otros puntos de venta. “Por precaución vamos a cerrar en un inicio por siete días”, dijo tras cerrar de un golpe la puerta enrollable del local.

Tres empleadas de una zapatería en la esquina de las calles Chimborazo y Aguirre abrieron la puerta principal del local, pero aclararon que con el objetivo de laborar en el interior, a puerta cerrada y sin atención al público. “Vamos aprovechar hoy para realizar un inventario en la bodega”, explicó Yomaira Jiménez, empleada del local.

El casco comercial de Guayaquil se cerró desde la tarde de este lunes 16 de marzo del 2020. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El casco comercial de Guayaquil se cerró desde la tarde de este lunes 16 de marzo del 2020. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO


El casco comercial de Guayaquil ocupa unas 200 manzanas y 150 hectáreas del centro. La ciudad tiene 24 000 manzanas según la Municipalidad y el casco central -que ocupa menos del 1% de la extensión del espacio físico de toda la ciudad- recibe durante el día a una población itinerante que corresponde a un cuarto de sus habitantes.

El Municipio ordenó además el cierre de la Bahía, desde este lunes, el centro comercial al aire libre más grande del país, que cambió su aspecto de hervidero de transeúntes y vendedores a pasillos desolados y locales con puertas enrollables cerradas. También se han cerrado los malecones de la ciudad. Solo el Malecón 2 000 es visitado por 1 600 000 personas al mes según cifras de la Fundación Malecón 2000.

Los guardias de seguridad y unos pocos vendedores informales eran otros de los personajes recurrentes en soportales del centro, que lucieron vacíos este martes. Alex Piguave ofrecía a voz en cuello botellas de agua en USD 0,25 centavos, llevaba una funda con botellas y más unidades en una mochila a sus espaldas. “No puedo dejar de trabajar, si no salgo no como”, dijo el vendedor.

La Plaza de la Administración, el centro administrativo de la ciudad, donde se ubica el Municipio y el edificio de la Gobernación, también lucía con pocos transeúntes. Las puertas enrollables de la Municipalidad están cerradas. En la puerta oeste dos policías metropolitanos tomaban la temperatura con una pistola de termómetro infrarrojo al personal de las pocas dependencias que siguen trabajando.

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, autorizó a 800 empleados municipales acogerse a la modalidad de teletrabajo, diseñado para aquellas personas cuya función no implica contacto directo o frecuente con la ciudadanía. Tuvieron preferencia los trabajadores que presenten cuadros con un sistema inmunológico deprimido. Los trámites se realizan en línea o vía telefónica.

En la Prefectura del Guayas, ubicada también en el centro, en General Juan Illingworth entre Malecón y Pichincha, se dispuso que 80 colaboradores de grupos vulnerables y otros 230 de limpieza y personal operativo se queden en sus casas sin que esto implique la ejecución del teletrabajo. Solo 60 personas de direcciones administrativas que no pueden detener su trabajo acuden a la prefectura, informó Fernando Delgado, coordinador administrativo financiero de Gobierno del Guayas. También está operativo el personal de mantenimiento vial y de emergencias ante la etapa invernal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)