Ómicron: Canadá registra dos primeros en continente …
16 detenidos por traficar migrantes de Ecuador a Colombia
Dos menores de edad heridos en caso de sicariato en …
Barbados deja a la reina Isabel y se proclama república
Gobierno se ratifica en Proforma Presupuestaria del 2022
Familiares de motociclista fallecido en la Simón Bol…
Bajas tasas de vacunación contra covid-19 inciden en…
Pareja que escapó de cuarentena de Ómicron, detenida

Castillo es hombre de Ó. Solarte

Fredi Castillo es reconocido por los equipos de Inteligencia militar y policial como un miliciano de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Él es de nacionalidad colombiana, pero tiene cédula  ecuatoriana (172359296-8). De acuerdo con el  Registro Civil nació  el 30 de enero de 1975.

En 2008, un informe de seguimiento de Inteligencia señala que Castillo es un hombre de Óliver Solarte, el jefe de logística y de la red de narcotráfico  del Frente 48 de las FARC.

Él era un miliciano que apoyaba a Solarte en el tema de logística y de apertrechamiento de la guerrilla colombiana.

Según Inteligencia, el hombre trabajaba  en Puerto Nuevo, Puerto Mestanza y General Farfán, poblados limítrofes de Ecuador. Allí, dice Inteligencia, carnetizaba a guerrilleros y a colaboradores de las FARC,  lo  que entorpecía las acciones militares en la zona.

El  11 de noviembre, Castillo estuvo en Puerto Nuevo junto a Ignacio  Chauvín, ex subsecretario de Gobierno,  y al secretario ejecutivo de la Aldhu en Ecuador, Juan de Dios Parra.

Chauvín reconoció que Castillo era su amigo personal y dijo que fue víctima de las Fuerzas Armadas, que lo criminalizaron. No obstante, no negó que Castillo haya sido miliciano de las FARC y que colaboraba en la frontera con el Frente 48.

En el momento, el paradero de Castillo es incierto. Luego del escándalo de Chauvín, el miliciano  desapareció.

Suplementos digitales