7 de noviembre de 2020 00:00

La tasa de casos positivos de covid-19 sube en Santa Elena

En Salinas los turistas disfrutaron ayer, 6 de noviembre del 2020, de la playa, que volvió a habilitarse hasta las 17:00. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

En Salinas los turistas disfrutaron ayer, 6 de noviembre del 2020, de la playa, que volvió a habilitarse hasta las 17:00. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 2
Alexander García
y Gabriela Quiroz 
(I)

En la provincia de Santa Elena, del total de muestras procesadas por covid-19, el 43% corresponde a casos positivos. Este indicador, registrado el pasado 1 de noviembre, es el más alto del país y está por encima del promedio nacional, que se ubicó en 24%.

La positividad al virus ha ido en ascenso en las últimas cinco semanas. Para tener una idea más clara, el domingo 4 de octubre estaba en 21% y actualmente se duplicó.

Uno de los factores que ha incidido en este incremento es el mayor número de visitantes cada fin de semana, desde fines de agosto cuando se abrieron las playas, y en feriados, como el del pasado 9 de octubre.

Otto Vera, alcalde de Santa Elena, informó que las 22 playas abiertas en su cantón recibieron cerca de 50 000 personas durante el último fin de semana, en el feriado por el Día de Difuntos y la Independencia de Cuenca. El conteo realizado por el Municipio da cuenta de unas 100 000 personas que ingresaron a la provincia (frente a las más de 300 000 en el mismo feriado del año pasado).

“Hay quien considera que debimos cerrar las playas y lo entiendo, pero son miles de familias las que esperaban por un feriado como este para tener un respiro económico. (...) Y se logró controlar el aforo”, indicó Vera. El impacto del último feriado en el comportamiento de los contagios se verá en las próximas dos semanas.

Hasta ayer, 6 de noviembre, el Ministerio de Salud Pública (MSP) había registrado 1 796 casos confirmados, pero arrastra 16% de casos sospechosos en espera de resultados de diagnóstico. A esto se suma que el número de muestras tomadas sigue siendo insuficiente: 6 340. Esto significa que se realizan 16 pruebas por cada 1 000 habitantes.

Desde el inicio de la pandemia hasta ayer, el MSP reporta 642 muertes confirmadas y probables de covid-19, pero el Registro Civil evidencia que de marzo al 27 de octubre se registraron 1 401 defunciones inusuales, respecto del mismo período del 2019. Esto la ubica entre las provincias más impactadas por la mortalidad, junto con Guayas, Manabí y Los Ríos.

Hay que destacar que Santa Elena había venido bajando la mortalidad irregular desde mayo; incluso, en septiembre fue nula. Pero en octubre tuvo 17 fallecidos inusuales.

Para el alcalde del cantón La Libertad, Víctor Valdivieso, la situación de contagios y muertes en la provincia es estable, aunque reconoce que no deben despreocuparse.

El Hospital Liborio Panchana, que atiende casos covid-19, cuenta con 107 camas generales, de las cuales 40 están ocupadas (37%). De 11 camas de la unidad de cuidados intermedios e intensivos, ocho están copadas.

El Alcalde indicó que en la medida que los casos no avancen a situaciones críticas y que requieran cuidados intensivos, se puede mantener bajo control “un presunto aumento en contagios”. “La preocupación de un repunte está relacionada con la capacidad de atención médica, la situación actual es diferente a la de meses anteriores, con respecto al tratamiento y a que los pacientes conocen los síntomas que no deben dejar avanzar”, señaló Valdivieso.

En el feriado pasado, la Municipalidad de Salinas decidió abrir sus dos playas solo entre las 08:00 y las 15:00. La intención era limitar los picos de aglomeraciones que se detectaron los fines de semana, a partir de las 16:00.

Además, estableció una restricción vehicular de 24:00 a 05:00 en el feriado, para evitar que los visitantes se quedaran a libar en sus autos en la vía pública, las madrugadas.

Pero ayer ya adelantó la decisión para el feriado de Fin de Año. Las playas de Salinas permanecerán cerradas el 31 de diciembre y el 1 de enero. El alcalde Daniel Cisneros informó que la medida busca evitar las aglomeraciones y el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública.

El malecón estará habilitado este año para circulación vehicular y no será peatonal. Y se prohíbe la quema de monigotes en la playa, para preservar la anidación de tortugas marinas. Los bares y discotecas no podrán abrir en las festividades.

Las medidas en Guayaquil habían sido una alerta para Salinas, ya que entre el 60% y 70% de los turistas que llegan son guayaquileños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)