12 de junio de 2020 00:00

Los casos de covid-19 en Esmeraldas aumentaron luego del Día de la Madre

La aglomeración y el mal uso de la mascarilla son prácticas constantes en la ciudad. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

La aglomeración y el mal uso de la mascarilla son prácticas constantes en la ciudad. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 2
Marcel Bonilla
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El desacato a las medidas de confinamiento y distanciamiento social han incidido en el aumento de los casos de covid-19 en la provincia de Esmeraldas. En un solo mes, la cantidad creció casi cinco veces.

Entre marzo y los primeros ocho días de mayo se contabilizaban 283 casos, pero luego empezaron a subir exponencialmente. El 15 de mayo se tuvieron 394 casos y ese mes terminó con 1 307. Hasta ayer, 11 de junio del 2020, se registraron 1 339, que significa una subida del 373%.

Este aumento comenzó luego de la celebración del Día de la Madre, el 10 de mayo. Según el Comité de Operaciones de Emergencia cantonal (COE), ese día hubo mucho desorden en la ciudad y no se cumplieron las normas de bioseguridad, como el uso alcohol, gel antibacterial y mascarillas.

Datos del Hospital Delfina Torres de Concha, en el sur de la ciudad, señalan que 10 días después del Día de la Madre se reportó el ingreso de hasta 22 pacientes de covid-19 por día y una semana más tarde, siete murieron en un día.

En las calles y barrios de la ciudad, la mayoría de los habitantes realiza sus actividades casi de forma normal, pero este comportamiento se acentuó a partir del 1 de junio, cuando empezaron a regir las nuevas disposiciones para los cantones con semáforo en rojo, como en Esmeraldas.

La necesidad de trabajar, la baja percepción del riesgo de contagio entre los ciudadanos, así como la venta indiscriminada de bebidas alcohólicas y su consumo también han influido, según el secretario del COE de Esmeraldas, Betto Estupiñán.

Solo por dar un ejemplo, un informe del ECU-911 indica que del 26 de marzo al 28 de mayo se registraron 552 denuncias ciudadanas sobre la concentración de personas, lo cual explicaría el aumento de casos de coronavirus, señala el jefe del ECU-911 en Esmeraldas, Álex Estupiñán.

La concentración de personas en los barrios sigue: la gente juega bingo, hace deporte en canchas de usos múltiples y practican fútbol playero.

El casco comercial y bancario de Esmeraldas permanece con aglomeración de gente, que no guarda el distanciamiento de hasta dos metros y no portan mascarillas. Además, los comerciantes informales se han tomado seis cuadras del centro de la ciudad para vender pescado, ropa, bisutería, frutas, legumbres y medicina ancestral.

La comisaría Municipal, Rosalía Valdez, dice que se hacen controles, pero existe un permanente desacato ciudadano.

El área comercial de Esmeraldas se ha convertido en el principal foco de contagio, por la gran concentración de personas que llegan por trámites bancarios y para hacer compras, según el COE.

Este comportamiento ciudadano es una de las principales razones para que Esmeraldas continúe con semáforo en rojo, a diferencia de Atacames y San Lorenzo que pasaron a amarillo esta semana.

Desde hace 15 días, el Municipio de Esmeraldas realiza un análisis bioestadístico para determinar la incidencia del covid-19; para ello se tomarán 5 000 pruebas rápidas de forma aleatoria en los barrios, explicó la alcaldesa Lucía Sosa.

Hasta el momento se han hecho 600 muestras. De acuerdo con datos preliminares, el 31.5% de los esmeraldeños tuvo o tiene coronavirus, es decir, 70 000 personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)