29 de June de 2009 00:00

En Casas Quito, el Cabildo mejorará la quebrada

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Los moradores del barrio Casas Quito, donde hace dos meses falleció  el menor Felipe Ch.,  firmaron un acta de compromiso con el Municipio. En ese barrio del sur de la ciudad, el 29 de abril   un torrencial aguacero produjo la caída de un árbol en una quebrada, lo cual produjo la muerte del niño, de 14 años.

El viernes pasado, un representante de la gerencia de Parques y Jardines de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Emmop), se reunió  con los vecinos del barrio. Allí se acordó que el 50% de la madera de los árboles que están siendo retirados de la quebrada El Progreso se destine para el  barrio.

Otro de los pedidos es que el deterioro del parque, causado por el retiro y la caída de los árboles durante el invierno sea reparado paulatinamente.
 
Julio Heredia, presidente de Casas Quito, asegura que ya se retiró  la mayoría de troncos de la zona. “Hasta ahora, hemos contabilizado 60 piezas. Pero eso representa un 15% del total de árboles que había”.

Heredia afirma  que el dinero que se recolecte de la venta de los troncos se entregará a la familia del joven que falleció. Pero hace una dura crítica al Cabildo. “El Municipio no ha reconocido su responsabilidad. Nunca  indemnizó a la familia afectada. Enviamos un oficio al alcalde Andrés Vallejo pero  aún no   responde”.

El interés de los moradores en recibir una solución para los deudos del menor se da porque los padres de Felipe Ch. sufren discapacidad oral y auditiva.
 
“Su abuelita era quien estaba a su cargo. Ahora ella necesita un tratamiento psicológico por la gran depresión que  todavía sufre dos meses después”, refiere
Cecilia Garcés, vecina de la ciudadela desde hace 30 años.

Teresa Brito, abuela del menor, dijo a este Diario que el Municipio no se ha presentado ni para darle el pésame por la muerte de su nieto. “Las autoridades son las más responsables de lo que pasó porque nosotros advertimos con tiempo  que los árboles se iban a   caer y nadie nos hizo caso”.

Ahora el pedido de Brito es que el Cabildo “afronte con responsabilidad  obras definitivas y no parches para que no vuelva a ocurrir otra desgracia similar”.

En abril pasado el socavón de desfogue de aguas lluvias se taponó debido a la acumulación de basura y troncos caídos. Eso provocó la crecida del río Machángara, que pasa por  el sector.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)