24 de mayo de 2018 00:00

Carteles mexicanos entregan a disidentes armas de alta gama

El 20 de mayo, autoridades colombianas presentaron armas incautadas en Nariño. Foto: Ministerio de Defensa de Colombia

El 20 de mayo, autoridades colombianas presentaron armas incautadas en Nariño. Foto: Ministerio de Defensa de Colombia

valore
Descrición
Indignado 40
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los fusiles M4 tienen un alcance de hasta 700 metros. Están dotadas con miras térmicas o infrarrojas. Por eso, el M4 es considerado militarmente como una de las armas más avanzadas que se expenden en los mercados internacionales. Ahora, están en manos de los disidentes de Colombia.

El Ministerio de Defensa de ese país reveló que los últimos dos meses, el Frente Óliver Sinisterra recurrió a los carteles de México para abastecerse de estos cargamentos ilegales.

En un solo operativo, montado hace cuatro días en la frontera entre Colombia y Ecuador, la fuerza pública halló tres de estos fusiles de alta potencia.

Las investigaciones determinaron que efectivamente venían de México y que fueron solicitadas por alias ‘Guacho’.

En esa incursión también se hallaron revólveres, pistolas y municiones de distintos calibres. Soldados colombianos dijeron a EL COMERCIO que ese envío supera los USD 20 000, pues solo un fusil está valorado en más de USD 4 000.

Los uniformados contaron que el jefe de los disidentes busca reforzar a sus hombres, para evitar ser capturado por las fuerzas del orden de Ecuador o de Colombia.

El responsable de los disidentes es uno de los hombres más buscados, es considerado el responsable de los atentados terroristas en San Lorenzo y de los asesinatos de cuatro marinos y tres periodistas de este Diario. Además se le atribuye el plagio de una pareja, que hasta el momento no se conoce dónde está.

En Ecuador, los militares también tienen información sobre el apoyo que el insurgente recibe de los carteles mexicanos. Agentes ecuatorianos contaron a este Diario que el fuerte resguardo policial y militar en la frontera norte ocasionó que se cerraran las rutas que había en Esmeraldas para que los armados puedan operar como lo hacían.

Eso hace que la droga tampoco pueda salir y el armamento que reciben también sirve para resguardar esas cargas y evitar que sea incautado. Por eso, las redes mexicanas además han entregado explosivos para reforzar la seguridad.

Con todo ese material, los irregulares protegen los laboratorios de droga que han montado en la zona selvática de Tumaco-Nariño.

Los disidentes levantaron una infraestructura para ­producir cocaína, cuya inversión sobrepasa los 800 millones de pesos.

De hecho, el día que se decomisaron los fusiles, las fuerzas militares de Colombia también hallaron un laboratorio clandestino de ‘Guacho’. Las instalaciones estaban bajo tierra. Allí se encontró un arsenal de explosivos y gasolina.

En abril, los militares colombianos se incautaron de un depósito que contenía más de 15 armas de grueso calibre y que pertenecían a los disidentes de las FARC.

En el operativo se hallaron ametralladoras, fusiles, lanzagranadas, granadas, cartuchos y otros insumos.

Toda la incautación se produjo en Tumaco, un Municipio colombiano que está frente a poblaciones ecuatorianas como Mataje, en Esmeraldas.
Por eso, los agentes ecuatorianos dicen estar alertas al ingreso de material bélico.

Antes de que se reforzaran las seguridades en la frontera, los investigadores detectaron que los ríos y manglares de Ecuador eran usados para el tráfico de armas de quienes no se acogieron a la paz.

Una investigación de este Diario, publicada en febrero pasado, reveló que el responsable de los disidentes tenía caletas de armamento en el río Mataje y que incluso él vendía explosivos al ELN.

Por eso, a inicios de este mes, el hoy excomandante de la Policía, Ramiro Mantilla, indicó que uno de los retos de la institución era montar una patrulla fluvial para el monitoreo de los ríos que cruzan el cordón limítrofe con Colombia.

Las alertas que anunciaban la presencia de los carteles de México en la zona fronteriza de Ecuador se prendieron inicialmente en el 2016. Ese año, el Departamento de Estado de EE.UU. detalló que “grupos criminales transnacionales, incluidos los carteles de los Zetas, Sinaloa y del Golfo operan en el Ecuador”.

Un año después, la Procuraduría de México dijo que los carteles de Sinaloa, Los Zetas, Familia Michoacana y el del Golfo están en el país.

En contexto

El 6 de mayo, el entonces comandante de la Policía, Ramiro Mantilla, dijo que el Gobierno destinó USD 8 millones para la compra de equipos de la Policía. La idea fue reforzar el control de los ríos y de las carreteras, para impedir que operen las mafias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (1)