25 de febrero de 2020 00:00

Carnaval con lluvias y estragos en el país

En Morona colapsó el puente sobre el río Ambusha, en Sinaí. Un hombre está desaparecido después del derrumbe. Foto: Cortesía

En Morona colapsó el puente sobre el río Ambusha, en Sinaí. Un hombre está desaparecido después del derrumbe. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 2
Varias redacciones

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En medio del feriado de Carnaval -entre el fin de semana y ayer- varias ciudades de ocho provincias del país soportaron los estragos de la estación lluviosa. Hubo zonas y casas inundadas, roturas de tuberías, colapso de un puente y familias damnificadas.

Lo más grave ocurrió en la provincia de El Oro. Machala soportó tres días de lluvias continuas con inundaciones y fue declarada en emergencia. Según el Comité de Operaciones de Emergencias (COE) hay 2 484 personas afectadas y 621 casas con daños.

El agua cubrió calles y entró a las viviendas en los barrios 24 de Mayo, San Estuardo, Los Sauces I y II, 18 de Octubre, entre otros, ubicados en el norte y centro de Machala.

Un total de 290 personas fueron evacuadas de sus hogares. Ayer, 18 familias eran atendidas en el coliseo Walter Sacco, donde se habilitó un albergue. Hasta al sitio llegaron brigadas del Ministerio de Salud y los damnificados recibieron alimentación, colchones y ropa.

El Servicio de Gestión de Riesgos y Emergencias (SG­RE) informó que 194 personas están en casas de familias acogientes. Ángel Quezada, responsable zonal del SGRE, dijo que reforzarán el control vectorial, la provisión de agua segura y la correcta eliminación de la basura, para prevenir posibles enfermedades.

Por este tema, el Municipio de Machala suspendió algunas actividades programadas el domingo y ayer por Carnaval, en el muelle de cabotaje, como un desfile de moda playera y shows artísticos.

En la provincia de Santa Elena, calles y casas de los barrios Virgen del Carmen y Acacias, del cantón La Libertad, amanecieron inundadas. Lo mismo ocurrió en av. Enríquez Gallo, del turístico cantón de Salinas, uno de los balnearios más visitados en cualquier feriado.

Un torrente de agua negruzca se evidenció en un tramo de la playa de San Lorenzo. Los turistas, bajo carpas y parasoles, observaban asombrados y con preocupación ese flujo que se mezclaba con el mar.

Para desfogar el agua lluvia, una retroexcavadora del Municipio abrió un canal en pleno centro del concurrido malecón. El alcalde, Daniel Cisneros, dijo que no son aguas servidas, aunque turistas se quejaban por el olor. El ministro de Ambiente, Raúl Ledesma, pidió a la Fiscalía que investigue.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología informó que en Guayas hubo lluvias con tormentas eléctricas. Milagro soportó las precipitaciones más fuerte de la región, con 110,7 litros de agua por metro cuadrado. Varios sectores de los cantones Nobol y Salitre amanecieron anegados.

En Esmeraldas hubo emergencias por inundaciones en más de siete barrios y en zonas aledañas al cantón Atacames. El temporal afectó el ingreso de turistas a los principales balnearios. El sector hotelero de Atacames esperaba unos 70 000 visitantes y el balance preliminar es que llegó el 80%.

Hasta ayer, algunos hoteles aún mantenían letreros ofreciendo habitaciones. Según la directora de Turismo de Atacames, Nancy Basurto, en los primeros días del feriado se observó más movimiento en Tonsupa, Same y Atacames.

En el centro del país hubo derrumbes en la vía Riobamba-Guayaquil, en el sector conocido como Multitud, en Alausí. Maquinaria pesada del Ministerio de Transporte y Obras Públicas de Chimborazo retiró las piedras y arbustos depositados en la carretera.

En Bolívar hubo problemas en algunas vías de Guaranda y San Miguel, pero eso no impidió que se desarrollaran todos los eventos programados por la celebración del Carnaval.

Los técnicos del SGRE informaron que volquetas y retroexcavadoras de la Prefectura y del Municipio de San Miguel intervinieron y eso facilitó el paso de los vehículos que avanzaban hacia los distintos destinos turísticos. Otros dos derrumbes se registraron en las vías San Miguel-Balsa­pamba, sector Alungoto; y Guaranda-Echeandía.

En Azuay, entre el domingo 23  y ayer 24, hubo caída de rocas y tierra en los kilómetros 71, 89 y 91 de la Molleturo-Naranjal, la principal carretera que comunica con la provincia del Guayas. Hubo cierre parcial y agentes de la Comisión de Tránsito del Ecuador dirigiendo el paso, mientras obreros y maquinaria del MTOP evacuaban los escombros.

Ayer, en el cantón Ponce Enríquez se reportó el represamiento y desbordamiento de un río, que colinda con una concesión minera.
En la provincia de Morona Santiago, el cantón Morona reportó más de 10 emergencias por inundaciones en las parroquias Sinaí, San Isidro y Sevilla Don Bosco. Hay una personas que está desaparecida. Se trata de un campesino -que según los familiares- la tarde del sábado fue arrastrado por la corriente del río Ambusha, en Sinaí, tras colapsar un puente estructural.

Las organismos de socorro siguen en su búsqueda. En San Isidro, el desbordamiento del río Quebrada provocó el colapso de una vivienda que era habitada por ocho personas y otras dos casas quedaron anegadas, al igual que un centro turístico. En total, son 29 personas damnificadas.

Ellos pernoctan en casas de familiares y esperan que los niveles del agua del río desciendan para regresar. Técnicos de la zonal 6 del SGRE les entregaron alimentos y colchones.

En esta parroquia también se rompió una tubería que conduce el agua potable a Macas, ciudad que promocionó los Carnavales de la Guayusa y la Canela y show con artistas internacionales. Más de seis horas estuvieron sus habitantes sin el líquido vital.

En Sevilla Don Bosco -la parroquia más grande ubicada a 20 minutos de Morona- colapsó una tubería de agua potable. Todas las emergencias fueron atendidas y solucionadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (3)