11 de diciembre de 2020 17:10

Irá a la cárcel una mujer que acusó falsamente a su exnovio de secuestro, tortura y abuso sexual

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en España, confirmó la sentencia de 10 años de cárcel por el cometimiento del delito

Imagen referencial. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en España, confirmó la sentencia de 10 años de cárcel por el cometimiento del delito. Foto: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Redacción Elcomercio.com

Empezó como la investigación por una agresión sexual grave en contra del exnovio de la joven. Lo que los investigadores nunca esperaron fue que tendrían que terminar investigando un montaje cuidadosamente elaborado para inculpar a su expareja. 

Vanesa Gesto llegó incluso a untarse pegamento en la vagina para acusar falsamente a este hombre. Un segundo implicado que le habría ayudado a planear el montaje recibió una multa de alrededor de USD 2 500. 

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en España, confirmó la sentencia de 10 años de cárcel por el cometimiento del delito, según informó el diario español ABC

"Me raptaron. Me llevaron a la bodega de mi exnovio. Allí, él me desnudó. Sentí algo caliente abajo. Pensé que era semen. Después me di cuenta de que escocía. Me había echado pegamento en la vagina. Luego me dejaron abandonada. Busqué ayuda", dijo en su declaración. 

Pero el testimonio de la joven no se sostuvo con el paso de las investigaciones. Por ejemplo, mediante videos de seguridad se comprobó que la ahora sentenciada había comprado previamente varios de los instrumentos que había usado para su falso secuestro. Entre otras cosas, se encontró el pegamento y se halló incluso un recibo. 

Por otro lado, se estableció que ella se mandó a sí misma mensajes intimidatorios a través de otro número celular. 

"Mi madre pasaba días y noches entre lágrimas. Y yo, que duermo al lado, no podía más. Iván nos decía que eso no lo había hecho él", contó el hermano de la víctima al diario El Mundo en 2016. 

No era la primera denuncia falsa que la mujer había hecho contra su ex. Por esa razón, ella tenía un reloj con un GPS. Si el hombre se acercaba a ella, este comenzaría a sonar. Tiempo después, se probaría que ella había apagado el dispositivo a propósito. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)