28 de September de 2009 00:00

La cárcel esmeraldeña con vista a la calle

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Esmeraldas 

Las personas que visitan   a los presos del Centro de Detención Provisional (CDP), de Esmeraldas, no necesitan ingresar   para verlos. Dialogan con ellos desde la calle, a través de una ventana  protegida por barrotes. 

Los vecinos del barrio Santas Vainas, localizado  en el centro de la ciudad de Esmeraldas, se acostumbraron a vivir cerca de un reclusorio con vista a la calle, en la que se puede observar los rostros de los detenidos.

En el CDP permanece  un promedio de 13 detenidos diarios.

El edificio luce descuidado.   El miércoles último,  personal de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado (EAPA) San Mateo arregló el sistema de alcantarillado del CDP, que estaba taponado.

Sin embargo, los internos se quejaron de que  los servicios higiénicos están dañados y no tienen espacio para bañarse.
En la parte posterior del CDP  está  el Centro de Rehabilitación Social de Mujeres.

Una pared de cinco metros separa a las 22 internas del exterior. En esta prisión, a diferencia de otras del país, sobra espacio. Tiene capacidad para 96 personas y funcionó hasta hace 29 años como el Centro de Rehabilitación Social de Varones.

Vicky Villacís, ex concejala y consejera provincial de Esmeraldas, asegura que ni el  Municipio, ni el Consejo Provincial de Esmeraldas han elaborado un proyecto de reubicación  del CDP o de la Cárcel de Mujeres. “Las cárceles ya no pueden estar dentro del perímetro urbano.

El único que cumple este requisito es el Centro de Rehabilitación Social de Varones. Se trata de un moderno edificios con capacidad para 584 personas que está ubicado en el kilómetro 7,5 de la vía Esmeraldas-Atacames, cerca ala Refinería Estatal

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)