21 de noviembre de 2017 00:00

Capacitación para impulsar dos zonas turísticas de Quito

Fotos: julio estrella/ el comercio Un café y un restaurante son los emprendimientos más recientes en la Mejía y Flores.

Un café y un restaurante son los emprendimientos más recientes en la Mejía y Flores. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO 

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Daniel Romero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Mariscal y el Centro Histórico son los únicos sectores de Quito que cuentan con una Ordenanza Especial Turística. Sus administraciones zonales, para abonar a ese desarrollo, tienen asesorías para concretar negocios y capacitaciones para mejorar la calidad de los servicios turísticos.

En La Mariscal, según los datos de su Administración Zonal Especial, hay 1 884 establecimientos dedicados al alojamiento, bebidas, transporte turístico, diversión y agencias de viajes. En el Centro existen 6 812 locales comerciales.

Esta realidad es la que, según el Municipio, plantea la necesidad de asesorar a quienes piensan en una inversión en este sector. Tanto la Administración Zonal La Mariscal como la Zona Centro señalaron que en estos dos sectores de la ciudad, las normas para la inversión y apertura de negocios son más exigentes debido a que son zonas especiales de desarrollo turístico. Por esto desarrollan capacitaciones a las que acceden dueños de negocios de todas las ramas.

Según Alfredo León, administrador zonal de La Mariscal, hay dos acciones para fortalecer el turismo en el sector. La primera es que en su balcón de servicios, que atiende solo temas de ese barrio, se entrega la información sobre el tipo de uso de suelo y las actividades permitidas en cada zona.

“Con esto queremos evitar que las inversiones se pierdan por hacer negocios en actividades no permitidas. Además, se busca una inversión inteligente que no termine porque no despegó”, señaló León.

Durante el 2017, esa Administración puso énfasis en la rama del hospedaje. Según León, en La Mariscal hay cerca de 100 establecimientos entre hostales y hoteles. Esto originó un módulo sobre gestión hotelera que, hasta la fecha, convocó a 30 dueños de este tipo de negocios de La Mariscal.

Para emprendimientos en el Centro Histórico también hay capacitaciones. Según la Administración Manuela Sáenz, en el 2016 se realizaron 84 cursos. A estos asistieron 125 personas. En lo que va del 2017 hubo 150 capacitaciones y asistieron 200 personas.

Las capacitaciones estuvieron abiertas a todos los hoteleros ya que la convocatoria se hizo mediante el registro con el que cuenta el Municipio. No son obligatorias por lo que, según León, hay gente que opta por no atender el llamado.

Silvia Arboleda tiene un hotel en la calle  6 de Diciembre, entre Carrión y Roca. Ella fue parte del módulo de capacitación para hoteleros y cree que mientras más conocimientos tienen sobre el área turística se puede proveer de mejores servicios a los clientes.

En estas capacitaciones, los participantes aprenden sobre gestión turística y hotelera, marketing, finanzas y el manejo de la web 2.0 (páginas web que permiten interacción con los usuarios). “Es como un diplomado con el que contamos para darlo a conocer como parte de la calidad con la que contamos”, dijo Arboleda.

León señaló que estas asesorías y capacitaciones buscan desarrollar actividades de impacto turístico en La Mariscal. “Tenemos que reconocer que en esta zona no hay actividades de impacto y aún es posible desarrollar emprendimientos en alojamiento, parqueaderos e incluso para proyectos inmobiliarios”.

Uno de los resultados en este sector ha sido la creación de un buró conformado por empresarios turísticos que quieren plantear de manera formal su visión y propuestas a la administración municipal. Según Lucía Cáceres, miembro del naciente buró, actualmente se está gestionando los documentos para conformarse como una entidad legal. Con esto esperan iniciar su trabajo desde enero del 2018.

Según Anabel Vintimilla, administradora de la Zona Centro, los talleres se dictan para todo tipo de negocios, no solo para servicios turísticos. Entre los temas que se abordan están contabilidad, finanzas, marketing y atención a los clientes.

En esa administración zonal, quienes están detrás de la apertura de un emprendimiento, también pueden acceder a información sobre las actividades permitidas y las que no lo están. Esto es para toda iniciativa económica. Sin embargo, el servicio turístico tiene una especial atención con base en la Ordenanza Especial.

Quito Turismo interviene directamente en la aprobación de los negocios de mayor magnitud que apuntan, sobre todo, al Casco Colonial. Para garantizar su calidad cuenta con el programa del Distintivo Q con el cual, hasta el momento, cuentan 32 establecimientos. En La Mariscal hay 55 locales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)