21 de octubre de 2020 00:00

Cantones manabitas Chone y Sucre tienen brigadas y clínicas para controlar el covid-19

Las brigadas de la Prefectura han visitado a más de 1 000 familias en la zona urbana y rural de Chone. Foto: cortesía Prefectura de Manabí

Las brigadas de la Prefectura han visitado a más de 1 000 familias en la zona urbana y rural de Chone. Foto: cortesía Prefectura de Manabí

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
María Victoria Espinosa
Redactora
mespinosa@elcomercio.com (I)

En los cantones manabitas Chone y Sucre se implementaron clínicas móviles y brigadas para frenar los contagios de covid-19. En ambas localidades se registró un aumento significativo de casos desde finales de junio hasta inicios de este mes.

En las últimas semanas los contagios se han estabilizado tras la aplicación de estas medidas y operativos que se incrementaron desde julio.

En Chone, la curva epidemiológica empezó a elevarse en julio. Hasta el 30 de junio se reportaron 382 casos, pero a los 14 días aumentaron a 537. Desde entonces, la curva no ha cedido y hasta el domingo 18 de octubre subió a 1 181 contagios de covid-19.

Según el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, uno de los factores que ha incidido en el incremento es que desde julio se han entregado más resultados.

Desde abril hasta el pasado viernes se han realizado alrededor de 3 050 pruebas PCR, de las cuales se han otorgado 2 633 resultados. Es decir, todavía hay un 14% de pruebas con resultados pendientes.

Según el COE cantonal, también incidió el irrespeto del distanciamiento social y la falta de uso de mascarilla.

Desde que se eliminó el estado de excepción -el 13 de septiembre-, se han hecho más controles en mercados y sitios públicos. Los cementerios, bares y discotecas aún no se han abierto. El COE ratificó que continuarán en semáforo amarillo este mes.

La clínica móvil recorre los barrios urbanos y rurales desde julio.

Hasta ahora se han atendido a más de 10 000 familias, a las que se les entregó medicamentos y más de 50 000 mascarillas. “Debemos seguir cuidándonos. La emergencia no ha sido superada y el virus nos sigue asechando en las calles”, afirmó el alcalde Leonardo Rodríguez.

Según el informe semanal de la Mesa de Salud del COE cantonal, estas últimas acciones incidieron en la estabilización de casos desde el 12 de octubre. “Los resultados de las acciones se ven a los 15 días, que es cuando el paciente presenta o no síntomas”, señaló la epidemióloga Mayté Arteaga, del Distrito de Salud de Chone.

En Sucre, los casos también se incrementaron desde junio hasta inicios de este mes. En junio no se registraron fallecidos y los casos positivos llegaban a 200. Pero desde que se eliminó el estado de excepción los pacientes con covid-19 aumentaron.

Por eso, desde la semana pasada se incrementaron campañas y operativos para incentivar el uso de mascarillas y el lavado constante de manos. Actualmente hay 500 casos.

Además, se creó un sistema de vigilancia epidemiológica en Charapotó, donde se han contabilizado 143 casos.

Esa es la parroquia rural con más pacientes contagiados; mientras que en la zona urbana es Leonidas Plaza, que tiene 254. En esos sectores se aplica la este mecanismo de vigilancia con un grupo de 43 voluntarios, que recorren a diario los diferentes barrios para monitorear el estado de salud de sus vecinos.

Ese trabajo se hace a pie o en bicicleta. En las visitas a las familias se llena un cuestionario para identificar si alguien tuvo fiebre, pérdida de olfato o gusto, dolor de garganta o estuvo en contacto con alguien contagiado.

El voluntario Bolívar Lucas, de la comunidad El Pueblito (Charapotó), señaló que primero se realizó un censo poblacional para identificar a las familias y las enfermedades frecuentes como hipertensión o dengue.

Luego se iniciaron los recorridos, en los cuales los voluntarios informan a los médicos del Ministerio de Salud sobre los posibles casos.

En Manta, la curva epidemiológica volvió a elevarse desde que se eliminó el estado de excepción. Hasta el domingo se registraron 1 274 casos positivos. De ellos, 62 se presentaron en la última semana. Además, los casos probables (pacientes con síntomas, pero que no se les ha hecho la prueba) aumentaron a 870.

El alcalde Agustín Intriago informó que el incumplimiento de medidas de bioseguridad sigue. “Solo el fin de semana se clausuraron dos fiestas con 160 personas en estado etílico”. Funcionarios municipales revisarán las medidas para identificar las causas del aumento de casos.

Hasta el momento, Portoviejo es el cantón con más casos de Manabí.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)