19 de septiembre de 2019 00:00

Cannabis medicinal se legaliza; activistas proaborto insistirán

Los esposos Alexis Ponce y Nelly Valbuena fundaron una agrupación, que reúne a pacientes que usan el CBD.

Los esposos Alexis Ponce y Nelly Valbuena fundaron una agrupación, que reúne a pacientes que usan el CBD. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 17
Redacciones Sociedad y Tendencias (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En diciembre del 2015, en su casa en Ponciano, los esposos Alexis Ponce y Nelly Valbuena, agotados por el dolor e insomnio colocaron un anuncio en sus redes sociales: “Necesitamos hojas de marihuana”. No conocían bien lo que era el cannabis medicinal. Cuatro años después muestran dos goteros.

El pasado miércoles 18 de septiembre de 2019, a un día de la aprobación de la legalización del uso medicinal del cannabis, sienten emoción porque este es un primer paso para las familias y los pacientes con enfermedades catastróficas y oncológicas. Son fundadores de una agrupación que apostó por esta alternativa “medicinal, terapéutica y paliativa”.

Nelly es una comunicadora colombiana, con cáncer de mama y metástasis en huesos, hígado y páncreas. Cada día -relata- sentía un intenso dolor en sus huesos, en especial, en la espalda. Tampoco lograba descansar en las noches.

Tras la publicación del 2015 recibieron llamadas con información. Un sábado los visitó su ahora amigo y naturópata, quien les llevó el gotero con el aceite (también hay cremas y soluciones). A Nelly le dio una gota, que le sirvió para dormir más de 14 horas seguidas. El dolor se aplacó.

La adquisición de estos productos se hacía de modo encubierto. Pero el martes, el Legislativo aprobó que la tenencia de fármacos que contengan el principio activo del cannabis o sus derivados, con fines terapéuticos, paliativos, medicinales o para el ejercicio de la medicina alternativa, no será punible. Eso si se demuestra el padecimiento de una enfermedad.

También se introdujo una excepción para casos establecidos en la Ley de Prevención del Fenómeno de las Drogas. Permite que se siembre, cultive o coseche plantas, para producir, comercializar, distribuir y usar medicinas con fines terapéuticos o de investigación, previa autorización del Ministerio de Salud. Y se añade una disposición que excluye de las sustancias sujetas a fiscalización al cannabis no psicoactivo o cáñamo.

Gustavo Chiriboga, asesor jurídico parlamentario, coautor de las reformas, explica que de tener el ejecútese del Ejecutivo, ya no será delito expender fármacos con el principio activo del cannabis.

“Se zanja la discusión que había en torno a eso en el proyecto de Código de la Salud, que sí tendrá que determinar bajo qué circunstancias no se penalizará su cultivo; además del tema de licencias”.

Alexis Ponce y las 250 familias de su agrupación están a la expectativa. Acogen a personas con dolores oncológicos –como los que tiene Nelly–, insomnio, fibromialgia, artritis reumatoidea, parkinson, autismo, epilepsia refractaria, artrosis y demás dolores crónicos.

Cuenta que ayer recibió más pedidos de información sobre el uso de cannabis medicinal. “Había familias que no querían asociarse; sentían miedo porque estaba penalizado”. Incluso les enviaron audios de agradecimiento, ya que podrán conseguir el producto fácil y legalmente.

“Hoy se encuentra el producto con una variedad de precios. Los más económicos van de USD 25 a 90. Pero los más costosos e importados pueden llegar a USD 900”.

Omar Vacas Cruz, investigador científico del Herbario de la PUCE, ve necesario regular el tema de la investigación en el país; además estudiar la parte genética de la planta y mantener las alertas para que no se camufle el microtráfico en lo medicinal.

Un no a más causales para despenalizar el aborto

Una reacción cargada de simbolismo tuvieron las organizaciones de mujeres frente al no del Legislativo a la propuesta de despenalizar el aborto en casos de violación, incesto, estupro, inseminación no consentida y malformación del feto.

Ayer, un grupo de activistas llegó al edificio de la Asamblea y colocó impresiones con las fotografías de quienes no votaron a favor de la despenalización. Y les lanzaron sangre de animales. “No olvidaremos a quienes con su voto negativo, abstención o ausencia reafirmaron la tortura hacia las sobrevivientes de la violencia sexual”, dijeron voceras. También cantaron: “Asesinos, asesinos son ustedes. En abortos clandestinos, las que mueren son mujeres”.

En una rueda de prensa dijeron que se mantendrán en movilización permanente. Habrá reuniones desde hoy, para decidir acciones.

La activista histórica que es parte de la Secretaría de Derechos Humanos, Rocío Rosero, escribió en Twitter: “La lucha por derechos de las mujeres y las niñas continúa. El aborto por violación será ley”.

Sanciones más duras para el maltrato animal

En la normativa vigente, el maltrato animal es considerado una contravención y se sancionaba con servicio comunitario. En el caso de peleas de perros la sanción era prisión de hasta 30 días. Con la nueva normativa, el maltrato animal podrá castigarse con pena privativa de libertad de entre seis meses a un año.

Si se provoca la muerte del animal la sanción pasa de uno a tres años de prisión.

La zoofilia también se sanciona con reclusión de seis meses a un año, y puede aumentar hasta tres años si el animal fallece.

América Freire, rescatista y fundadora de Patitas Callejeras, asegura que es un “gran primer paso porque en años anteriores no se podía sancionar”. Desde la aprobación del COIP en el 2014, las organizaciones animalistas han confirmado que estas penas no lograban disuadir a quienes cometían actos de crueldad en contra de los animales. Uno de los problemas que encontraban era que no existía un órgano que asuma la investigación de estos hechos, por lo que muchos casos no tenían sentencia, indica la rescatista. Con los cambios, la Fiscalía podrá receptar las denuncias e investigar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (4)