Gobierno llega a reunión con la Conaie en la Basílica
Guillermo Lasso sobre precio de combustibles: 10 cen…
Mesas técnicas del Ministerio de Salud trabajan en …
Agricultura fija nuevo precio de la caña de azúcar
Rusia ataca un centro comercial en el centro de Ucrania
En Pastaza, los manifestantes se toman tres puentes …
Volcamiento y choque de furgoneta deja 11 heridos en…
Protestas por desabastecimiento de alimentos y gas en Cuenca

¿Cómo se escogió la candidatura de Cynthia Viteri para la Alcaldía de Guayaquil?

Jaime Nebot proclamó a Cynthia Viteri como candidata a la Alcaldía de Guayaquil. Foto: Mario Naranjo/ EL COMERCIO

Jaime Nebot proclamó la candidatura de Cynthia Viteri el 25 de mayo de 2022 en un gran evento. Siempre fue la primera opción del Partido Social Cristiano (PSC) para extender su permanencia en la Alcaldía de Guayaquil. Pero no fue la única.

La jornada del miércoles fue una fiesta bien planificada. La maquinaria social cristiana salió a decir que está viva y quiere mantener a Guayaquil como bastión.

No en vano, este partido dirige el Municipio desde 1992. Hubo dos momentos en los que la candidatura de Viteri corrió un poco de riesgo. La primera fue en plena pandemia cuando ordenó el bloqueo del Aeropuerto José Joaquín de Olmedo con vehículos de la Alcaldía para evitar el aterrizaje de un vuelo humanitario.

Poco después, se declaró infectada de coronavirus. Ese día hizo el anuncio colocando en redes sociales una foto con un cartel en el que aseguraba a sus hijos que los amaba y que ella y su exesposo, su pareja en aquel entonces, se encontraban bien. “No hay político ni administrador público perfectos”, dijo Nebot en el encendido discurso de proclamación, sin dar más detalles.

Al tema del avión se sumaron denuncias por presunto sobreprecio en los contratos para el barrido de calles o para pintar poemas en las calles, lo que motivó denuncias en la Fiscalía. En ese entonces, Nebot, que ensalzó las virtudes de Viteri, señaló que “los aciertos son más que los errores”.

Buscando opciones para Guayaquil

Siempre con Viteri como buque insignia, la dirigencia del PSC barajó algunas otras opciones. Saltó el nombre de la prefecta Susana González, opción que no progresó debido a la ausencia de un cuadro fuerte que pugne por el Gobierno provincial del Guayas.

Sobre la mesa se pusieron figuras como el de Cristina Reyes. Pero Viteri comenzó a tener presencia en medios y entre la gente por su divorcio, nuevo romance y matrimonio. La Alcaldesa se tatuó y cambió de imagen. La apariencia que muestra en los actos públicos con se repite: jeans rasgados y zapatillas.

Con su cambio de imagen saltó de los titulares políticos a los titulares de espectáculos. “Me critican porque me visto como ustedes”, sostuvo Viteri, tras ser proclamada.

El último escollo que debió sortear fue el de Nicolás Lapentti. El exprefecto lanzó su candidatura para alcalde, por el PSC. Pocas horas más tarde, Viteri dijo que ella sería la candidata por esa tienda política, “porque primero cambio de marido antes que de partido”.

Unos días después, Lapentti dijo que su intención era participar “como candidato a alcalde o prefecto”. Finalmente, Nebot agradeció la actitud cívica de Lapentti y dijo que no podía ser candidato a alcalde, ya que no tiene domicilio en Guayaquil ni nació en la ciudad. La ley electoral vigente dejó fuera de combate al contendor de Viteri.