22 de febrero de 2018 00:00

Campo Cuyabeno se incluirá en la ronda petrolera de marzo

Petroamazonas se mantendrá a cargo de la operación del bloque ITT (foto) y Sacha. Foto: Diego Pallero / ARCHIVO,  EL COMERCIO

Petroamazonas se mantendrá a cargo de la operación del bloque ITT (foto) y Sacha. Foto: Diego Pallero / ARCHIVO, EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Mayra Pacheco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Régimen anunció que hará una nueva ronda para buscar inversión privada en una área de gas y cuatro petroleras ; incluidos campos maduros.

En este proceso se presentará a los inversionistas los campos menores Blanca-Vinita que no se adjudicaron en la última ronda, y se incluirá los campos maduros Cuyabeno-Sansahuari, Oso, Yuralpa y el campo de gas Amistad.

Ello implicaría una reducción mayor en la participación directa de Petroamazonas en la explotación de campos petroleros que están a su cargo.

Actualmente, esta firma estatal produce por sí misma en cinco de 12 activos petroleros (grupo de campos) y en uno de gas. La extracción en las siete restantes se hace con el apoyo de contratistas privadas.

Todo el hidrocarburo que extraen estas firmas privadas se entrega a Petroamazonas. Por esta actividad, la petrolera estatal paga una tarifa que está indexada al precio del petróleo West Texas Intermediate, (WTI), que sirve como referencia para comercializar el crudo ecuatoriano.

Considerando solo la producción de crudo proveniente de Petroamazonas, la empresa pública extrae por sí sola alrededor de 171 429 barriles diarios (43%) y las firmas privadas, 224 680 barriles (57%).

“Estas son las opciones que nos quedan. En la mayoría de campos tenemos socios trabajando en ellos”, precisó Álex Galárraga, gerente de la Empresa Pública Petroamazonas.

Los cuatro campos petroleros que se sacarán a licitación tienen una producción promedio por día de entre 717 barriles y 27 520 barriles. Está planificado que la licitación se realice el próximo mes.

Cuyabeno es uno de los cinco campos maduros, considerados la joya de la corona. Por sí solo aporta con el 6% de la producción generada por Petroamazonas.

Hasta este momento 47 firmas han manifestado ya su interés por esta nueva ronda, según Petroamazonas. Entre estas petroleras se encuentran la estatal rusa Zarubezhneft, Gran Tierra, Shell y otras compañías privadas.

Las empresas interesadas deberán cumplir con requisitos específicos, según el campo en el que quieran invertir.

Pero, en general, para participar en este proceso las firmas deberán presentar documentos que certifiquen que su patrimonio representa un porcentaje de la inversión que se propondrá. Y se deberá firmar una garantía de seriedad de la oferta cuando se entregue formalmente la propuesta a Petroamazonas.

De esta manera, la estatal espera asegurarse un “poco más” frente a las ofertas que presenten esta vez las empresas privadas, mencionó Galárraga.

Por estos cuatro campos petroleros y uno de gas se espera una inversión de alrededor de USD 700 millones, similar a la que se obtuvo con la ronda de campos menores que adjudicó el Gobierno el pasado lunes, 19 de febrero.

La meta es firmar los nuevos contratos de campos menores, maduros y de gas en junio próximo, dijo Petroamazonas.

Para Luis Calero, especialista petrolero, buscar inversión privada para campos petroleros en producción evidencia que Petroamazonas no tiene recursos económicos para invertir. Además, este tipo de estrategias repercute sobre los ingresos que tiene el Fisco, porque por cada barril vendido se debe descontar el monto de la tarifa para pagar a las contratistas privadas.

Fernando Santos, exministro de Energía, consideró que en las actuales condiciones económicas del Estado, este mecanismo es válido, porque caso contrario la estatal petrolera no podría incrementar la producción. Sin embargo, aclaró que en este tipo de negociaciones es clave establecer una tarifa equilibrada.

Petroamazonas descartó que la búsqueda de contratistas para los campos petroleros que están a su cargo obedezca a un proceso de desinversión. Esta estrategia, según Galárraga, se implementa para evitar que el Estado asuma riesgos en inversiones nuevas. “Petroamazonas se queda a cargo de los campos más rentables”.

Entre los bloques petroleros considerados más rentables están el Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT) y Sacha. En estos, la petrolera estatal tiene previsto invertir alrededor de USD 522,6 millones en nuevas perforaciones e instalaciones para aumentar la producción de crudo.

La meta de la estatal es llegar a fin de año con 450 000 barriles de petróleo por día. Es decir, 54 000 barriles más de los que produce actualmente.

En contexto

Petroamazonas continúa con la búsqueda de inversionistas privados para que realicen actividades de explotación petrolera. Tras la adjudicación de cuatro campos menores, en marzo se realizará una ronda para campos menores, maduros y uno de gas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)