18 de agosto de 2020 00:00

Campaña para las elecciones del 2021 se hará con menos recursos públicos

El CNE presentó cuatro opciones para reducir el Fondo de Promoción Electoral

El CNE presentó cuatro opciones para reducir el Fondo de Promoción Electoral. A la izquierda, la presidenta del CNE Diana Atamaint. Al centro, Fotos: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 12
Andrés García
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La crisis económica por la pandemia del covid-19 incidirá en el Fondo de Promoción Electoral (FPE) para las elecciones generales del próximo 2021. El pasado lunes 17 de agosto de 2020, el Consejo Nacional Electoral (CNE) y delegados de 14 tiendas políticas discutieron la disminución de ese rubro, inicialmente proyectado en USD 42,84 millones.

El FPE emplea recursos estatales para que los candidatos contraten publicidad proselitista en prensa, radio, televisión y medios digitales. El ajuste de ese fondo fue uno de los temas centrales que se abordaron ayer, durante el tercer Consejo Consultivo de Organizaciones Políticas.

En la cita, el CNE presentó cuatro alternativas de reducción, que contemplan ajustes de entre el 10% y el 70% de la proyección inicial del Fondo. Diana Atamaint, presidenta del ente, reconoció que el panorama económico que enfrenta Ecuador hace imperativo que se revise ese rubro. “Es el momento de ponernos la camiseta del país, garantizando también el derecho de los electores a acceder a información”.

En el encuentro, los representantes de las tiendas políticas se mostraron abiertos a la reducción, pero insistieron en que sea una decisión consensuada y que no afecte al proceso electoral. Incluso, se lanzaron las primeras sugerencias.

Geovanni Atarihuana, director de Unidad Popular, propuso que la reducción sea del 50%. Además, hizo un llamado a que los movimientos políticos suscriban un “pacto ético” para que esta disminución no quede opacada por un mayor gasto electoral, con recursos privados. “Hay que lograr un equilibrio y pedir que los movimientos también se comprometan a gastar menos con recursos privados. No que­remos que las chequeras pongan autoridades”.

Enrique Ayala Mora, presidente del Partido Socialista Ecuatoriano, cree que se debe “exigir” que el FPE se mantenga y se pague a tiempo. Además, plantea que la negociación para su reducción con el Ministerio de Finanzas la realicen los delegados de todos los movimientos en conjunto.

Diego Almeida, representante de Izquierda Democrática, insistió en la necesidad de regular la promoción en redes sociales. Algo similar planteó Alfredo Carrasco, del movimiento Concertación. Luis Verdesoto, consejero del CNE, pidió que se considere el reglamento de publicidad electoral que presentó el viernes pasado. “Una campaña más barata (digital) pero en un marco de inadecuada o ausente regulación puede traer funestas consecuencias”, sostuvo.

Mireya Jiménez, directora de Promoción del CNE, explicó que la proyección de USD 42,84 millones para el FPE se realizó con un escenario de 12 binomios presidenciales. Recordó que a más de los recursos públicos, el Código de la Democracia -en su artículo 209- también establece la fórmula de cálculo del límite máximo de gasto electoral financiado con dinero privado.

Este último rubro puede emplearse para actividades de promoción por fuera de publicidad, en medios y vallas publicitarias. Antes de la pandemia, servía para financiar mítines, concentraciones, camisetas, banderines, entre otras formas propagandísticas. Con los cambios en la Ley electoral, este límite se expandió considerablemente.

En las elecciones del 2017, el límite máximo de gasto electoral con recursos privados fue de USD 1,92 millones. Para los comicios del 2021, se estima que este rubro sea de USD 5,25 millones por binomio.

Cecilia Velasque, delegada de Pachakutik, mostró su preo­cupación por el seguimiento al gasto que pueda cumplir el CNE. A su criterio, primará “la inversión privada”, pudiendo de ese modo generarse una campaña inequitativa.

Atamaint se comprometió a convocar a una nueva reunión técnica con delegados de las tiendas políticas, para delinear la reducción. Además, reconoció que el CNE mantiene una deuda que bordea los USD 31 millones con medios de comunicación, correspondiente al FPE de tres elecciones anteriores.

En el tercer Consejo Consultivo también se discutió el reglamento para encuestas a boca de urna, las reuniones que ha mantenido el CNE con el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) y el sistema de transmisión de actas y resultados que se empleará en los comicios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)