24 de octubre de 2018 15:35

'Gafas de vida', una campaña para concienciar sobre el cáncer

Gafas de vida es la nueva campaña de Jóvenes Contra el Cáncer. Valeria Heredia / El Comercio

Gafas de vida es la nueva campaña de Jóvenes Contra el Cáncer. Foto: Valeria Heredia / El Comercio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Valeria Heredia
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Esperanza, amor y respeto. Estas tres palabras resumen la campaña Gafas de Vida, impulsada por la Fundación Jóvenes Contra el Cáncer. La presentación se realizó la mañana de este 24 de octubre del 2018 en un centro comercial del norte de Quito.

El proyecto nació con el objetivo de mirar el cáncer con otros ojos. “Son para ver lo que no queremos ver, es decir, queremos ver fortaleza, esperanza y actitud positiva”. Contrario a lo que se considera que es el cáncer, un sinónimo de muerte o dolor. Lo explicó Gustavo Dávila, de la Fundación Jóvenes Contra el Cáncer.

La campaña surgió en el marco del mes del cáncer de mama, en el que se fortalecen los temas de prevención para evitar esta enfermedad o detectarla tempranamente.

En este sentido, Dávila criticó que mientras los ‘jóvenes guerreros’ luchan contra el cáncer, los medicamentos en establecimientos de salud no lleguen o caduquen. “¿Cuánta medicina a la basura y los guerreros haciendo juicios (al Ministerio de Salud) para obtenerla?”. Esto por un hecho ocurrido en un hospital del IESS de Guayaquill

Además, criticó que no haya una prevención ni atención integral a los pacientes con este mal.

En marzo del 2018, el Ministerio de Salud concretó una de las entregas de medicinas a cuatro pacientes con enfermedades catastróficas o raras. Lo hizo luego de un juicio legal para que se dote de estos fármacos, que están fuera del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos y Registro Terapéutico de Ecuador.

El monto de cada uno de los medicamentos fue de USD 60 000. Paula Cisneros, subsecretaria de la entidad de Salud, comentó en ese mes a este Diario que se brinda toda la atención a los pacientes. En el 2017 hubo 254 pacientes oncológicos en toda la red nacional de salud pública.

Jairo Díaz, de 18 años, tiene leucemia, una enfermedad crónica que le ha llevado a realizarse varias quimioterapias para mejorar su salud. El cáncer, comenta, trae problemas sociales graves como la discriminación.

Cuando lo ven caminando por la calle con su mascarilla y su cabeza rapada, grupos de personas empiezan a hablar o a señalarle. Ambas situaciones le incomodan, por lo que invita a todos a usar estas gafas para entender el mundo en el que viven. "No nos gusta que sientan pena al vernos. Necesitamos que nos den fuerzas para luchar”.

El joven de 18 años dejó el colegio porque sufrió una nueva recaída. Sin embargo, espera recuperarse para continuar sus estudios y así formarse y trabajar como médico.

Alexandra Zabala es una joven de 31 años con cáncer cerebral. La enfermedad llegó hace cinco años a su vida y fue un reto. El primer año tuvo que pasar por dos operaciones en la cabeza y uno en el pulmón. Afortunadamente se recuperó de este mal y tiene que ir a controles cada seis meses.

Para ella, la campaña es importante porque ayuda a que las personas vean con otros ojos al cáncer, sin pena ni compasión, en especial, "cuando nos ven que usamos pelucas o que no podemos mover bien las manos”, explicó.

En esto coincide Cristina Azpiazu, otra guerrera de 27 años. Ella considera que la campaña ayuda a concienciar a las personas sobre la realidad del cáncer.

Para apoyar esta iniciativa puede compartir las publicaciones de la Fundación con el ‘hashtag’ #gafasdevida o #yousogafasdevida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)