4 de julio de 2019 08:29

El campamento de refugiados fue retirado de la Whymper la madrugada del 4 de julio de 2019

Desde las 05:00 se realizó un operativo entre la Policía Nacional y la Agencia Metropolitana de Control (AMC) para trasladarlos a otro lugar.

Desde las 05:00 se realizó un operativo entre la Policía Nacional y la Agencia Metropolitana de Control (AMC) para trasladar al grupo de refugiados a otro lugar. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 111
Unidad de Noticias

Los refugiados y solicitantes de ese estatus que pernoctaban en las afueras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), en la calle Whymper, en el norte de Quito, fueron retirados la mañana de este jueves 4 de julio del 2019.

Desde las 05:00 se realizó un operativo entre la Policía Nacional y la Agencia Metropolitana de Control (AMC) para trasladarlos a otro lugar. Las autoridades informaron que a las 11:00 se realizará una rueda de prensa para informar lo que ocurrió. Será en el Cuartel de Cuerpos de Agentes de la Policía Metropolitana, ubicado en el sector de la Loma de Puengasí, en el oriente de la capital.

Los exteriores del edificio en donde funciona Acnur fueron cercados con vallas metálicas por seguridad. Un grupo de agentes patrulló el sector.

Desde hace casi dos meses, cerca de 50 ciudadanos de Colombia instalaron un campamento a la intemperie en la calle Whymper del barrio La Paz.

Durante el operativo de hoy por la madrugada, los vecinos de la zona siguieron de cerca lo que ocurrió.

Durante el operativo de hoy por la madrugada, los vecinos de la zona siguieron de cerca lo que ocurrió. Foto: Cortesía Policía Nacional


Dormían sobre la acera, bajo carpas y plásticos, entre cobijas, juguetes, colchones, ollas, platos, baldes de plástico... Sin un baño ni servicios. Ellos solicitaban que sean trasladados a otras naciones, fuera de Latinoamérica, como parte de un proceso de amparo o asilo.

Argumentaban que ellos eran perseguidos, en Ecuador, por grupos armados de su país y que no cuentan con seguridades para vivir en la región.

Desde que el campamento se instaló en la calle, los vecinos de la calle Whymper pidieron la acción de las autoridades. Lamentaron que las personas del campamento realizaban sus necesidades biológicas en los graderíos del pasaje Ernesto Noboa Caamaño.

Los exteriores del edificio en donde funciona Acnur fueron cercados con vallas metálicas por seguridad.

Los exteriores del edificio en donde funciona Acnur fueron cercados con vallas metálicas por seguridad. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO


Durante el operativo de hoy por la madrugada, los vecinos de la zona siguieron de cerca lo que ocurrió. El dueño de un negocio felicitó a las autoridades porque algunos moradores sentían incomodidad.

“Estoy feliz porque había muchas incomodidades. Ellos sufrían mucho del frío... espero que les lleven a un lugar donde tengan mejores oportunidades”, manifestó.

La gente del campamento se subió en autobuses y los trasladaron a otro lugar. En el operativo también intervinieron el secretario de Seguridad y Gobernabilidad del Municipio, Euclides Mantilla, y la intendenta de Policía de Pichincha, Daniela Valarezo.

Los acompañaban más de 100 efectivos, entre metropolitanos y policías. También colaboró el Cuerpo de Bomberos de Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (52)
No (7)