13 de enero de 2021 00:00

Cambio en el modelo de gestión afectará el inicio de la operación del Metro de Quito

Está previsto que la obra física del Metro de Quito se entregue el 31 de marzo de 2021. Foto: archivo / EL COMERCIO

Está previsto que la obra física del Metro de Quito se entregue el 31 de marzo de 2021. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 36
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Evelyn Jácome
Coordinadora (I)

No hubo respuestas concretas ni una explicación clara sobre el nuevo modelo de gestión que el alcalde Jorge Yunda propuso para operar el Metro de Quito.

Ayer, 12 de enero del 2021, el Concejo se reunió para conocer el tema, pero luego de cuatro horas de sesión, el Burgomaestre suspendió la diligencia y se retiró en medio del reclamo y pedido de los concejales, quienes consideran urgente que la ciudad conozca el asunto.

Durante los últimos meses, el Municipio trabajó e impulsó un modelo de contratación basado en la alianza estratégica. De hecho, 10 empresas internacionales hicieron llegar una carta de interés y visitaron la obra.

Ese modelo implicaba que el Cabildo le pague a la empresa ganadora un monto por operar y mantener el sistema. Pero la tarde del lunes 11 de enero, el Alcalde sorprendió al exhortar al Directorio del Metro a optar por una contratación directa.

¿Qué explica el cambio y cómo afecta a la operación? Según el concejal Omar Cevallos, miembro de la Comisión de Movilidad, desde el inicio de la construcción del Metro se habló de tres posibilidades de contratación: administración directa, alianza estratégica y prestación de servicios.

La primera, en un inicio, se descartó porque la ciudad y el país no tenían experiencia en ese manejo. La segunda se la trabajó el último año y medio, pero, según Cevallos, más que alianza era una concesión porque el aliado no asumía riesgos. La edil Luz Elena Coloma señala que la empresa Metro no puede delegar el servicio que le ha sido encomendado.

En el 2012, por ordenanza, se entregó a esa entidad municipal la gestión directa para operar el Metro, y una doble delegación no es legalmente factible.

Adicionalmente, la concejal Mónica Sandoval dice que para hacer una alianza se necesita que los activos del Metro sean de propiedad de la Empresa Metro, pero no es así, ya que le pertenecen al Municipio.

La tercera posibilidad de contratación es la que ahora la Alcaldía pretende desarrollar. No obstante, en un informe emitido por los organismos multilaterales, en octubre del 2020, se hizo un análisis del porqué no se recomendaba una operación directa. El principal argumento fue que el proceso regresaría a cero y retrasaría el inicio de la operación. Como se debe contratar a empresas especializadas había multiplicidad de contratos, lo que conlleva tiempo.

Ediles como Mario Granda, Andrea Hidalgo y Eduardo del Pozo pidieron a Yunda que explicara la nueva propuesta y su financiamiento, sobre todo porque el nuevo modelo implica que se certifiquen fondos que la ciudad no tiene.

De hecho, en el presupuesto aprobado hace tres semanas no estaba contemplado ese gasto adicional.

Del Pozo, de la Comisión de Presupuesto, indica que como el Cabildo no tiene recursos se debe buscar a alguien que venga con fondos y experiencia, y se lo debe hacer con transparencia. Si se maneja una alianza, el Directorio debería decidirlo, pero si es una delegación, ya la empresa no sería la competente, sino el Concejo.

Yunda no habló sobre costos, tiempos ni por qué se cambió de modelo ni cuándo entraría a funcionar el Metro. Únicamente reiteró lo dicho la tarde anterior: que Quito está en la capacidad de operar el Metro y que confía en el talento de los hombres y mujeres ecuatorianos.

Frente a los cuestionamientos, Yunda insistió en “una gestión directa a través de contratación de servicios”. Así, se podrán contratar expertos, quienes en dos o tres años transmitirán sus conocimientos y luego la ciudad podrá hacerse cargo por sí misma.

Sobre los tiempos de contratación, dijo que demorará unos 90 días, mientras tanto se comenzará con las pruebas de todos los sistemas sobre rieles. Insistió en que es el Directorio quien deberá tomar la decisión e informar los pormenores, incluido el tema de financiamiento.

Para Alfredo Viteri, experto en movilidad, la falta de acuerdos se traducirán en un retraso en la obra. Está previsto que la construcción del Metro se termine el 31 de marzo del 2021. Aún no hay fecha para su inauguración. El vicealcalde Santiago Guarderas señaló ayer que podría ser el segundo semestre de este año.

En contexto

Desde el 8 de enero, el Concejo trata de conocer cuál es el modelo de gestión elegido para operar el Metro. Esa sesión terminó luego que el Alcalde abandonara la reunión sin dar explicaciones. Ayer, el Burgomaestre suspendió nuevamente la sesión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (65)