2 de September de 2009 00:00

El calor, una de las armas cafeteras

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones Quito, Guayaquil y Sierra Centro

Las visitas de la Tricolor a Colombia en las eliminatorias nunca han sido sencillas. En 2001, Ecuador obtuvo un empate sin goles en Bogotá. que fue clave. En 2005, los cafeteros golearon por  3-0 en Barranquilla al equipo que, en ese entonces, tenía al zaguero Iván Hurtado como capitán.

“Perder siempre duele, pero no lo tomamos de mala manera pues estábamos en camino hacia el Mundial. Como capitán, expliqué a los compañeros que los resultados negativos debían servirnos para fortalecernos  y unirnos  más”, expresó Hurtado, el recordar la goleada.

Cuatro años después, Hurtado mantiene la capitanía de la Tricolor, aunque las circunstancias son diferentes. En lo deportivo, Ecuador no llega con tanta comodidad en el tablero (ahora es quinto, cuando en 2005 era tercero).

En lo personal, estos cuatro años han sido intensos para el ‘Bam Bam’. En ese lapso, murió su madre, su hijo ya tiene seis años (así que es mucho más consciente del papel que juega su padre en el fútbol) y empieza a recibir alusiones sobre su edad, 35 años.

En la última visita del Quito al Manta, los hinchas atuneros le pedían a gritos que se retirara.

“Eso no me afecta. Entiendo que eran mortificaciones de los rivales. Yo me siento bien y estoy comprometido en este objetivo de ir al tercer Mundial”, expresó el defensa central, quien ha demostrado un buen nivel en Deportivo Quito, equipo que lidera el grupo 2 de la Serie A.

Otro jugador que sufrió en Barranquilla  fue Agustín Delgado, que encabezó el ataque en el estadio Roberto Meléndez pero fue controlado por los  marcadores.

“De esos partidos salí completamente transpirado y deshidratado”, relata el delantero, que actualmente milita en Emelec.

Claro, la arquitectura de ese estadio, circular y con techo,  lo convirtió en una olla de presión.

El ‘Tin’, ya retirado de la Tricolor, advierte la táctica colombiana para el cotejo de este sábado. “En Medellín hace mucho calor y Colombia tratará de aprovecharse de eso y hacer  correr mucho a su rival. Ecuador deberá proponer también su ritmo de juego para no cansarse”, recomendó.

Una diferencia de las actuales eliminatorias con las anteriores es la distribución de las fechas. En 2005, hubo dos meses de distancia entre la visita a Colombia y el viaje a La Paz. Ahora, la diferencia es de solo cuatro días.

Ante esto, Delgado considera que la Tricolor no será afectada en lo físico cuando suba a La Paz debido a su experiencia en Quito y, más bien, apuntó a no subestimar a los bolivianos. “Ellos no tienen opciones para clasificarse así que no tienen presiones”.

En las eliminatorias pasadas, Ecuador venció por 2–1 a Bolivia. Agustín Delgado marcó los dos goles que le permitieron a la tricolor acercarse a la clasificación que luego fue conseguida en la siguiente fecha, en el Olímpico Atahualpa, contra Uruguay.

“Recuerdo esos goles  tanto como el que marqué contra México en el Mundial de Japón. Ahí sumé 29 tantos con la Selección”, resaltó Delgado, quien completó en total 71 compromisos y 31 anotaciones con la Tricolor.

Otro ex seleccionado que vivió la goleada en Barranquilla fue el arquero Edwin Villafuerte. Anecdóticamente, ese cotejo fue el último en que ‘Don Villa’ fue titular en las eliminatorias. Dos meses después, ante Bolivia en La Paz, atajó Christian Mora, que vivía en Liga su mejor momento.

“En el camerino sentí tristeza y pensé que defraudé a cientos de seguidores”, recuerda el guardameta, actualmente en Técnico Universitario de Ambato.

Villafuerte afirma que el cotejo  en Barranquilla se lo quiso jugar de igual a igual. “Pero el clima, muy sofocante (38 grados),  y algunas desconcentraciones nos afectaron. Con todo, para mí fue una buena experiencia haber participado con la Selección. Mi meta es retornar a la Tricolor el próximo año”.

Villafuerte es compañero del colombiano Elkin Murillo, quien enfrentó a Ecuador en 2001.

“En ese  partido que se jugó en Bogotá,  la prensa y los aficionados nos ubicaron  como favoritos debido a que ganamos la Copa América. Lamentablemente no se mantuvo la base de aquella selección“y se cambiaron a algunos compañeros”, justifica ‘El Fino’.

El ariete sostiene que Colombia dio ventaja al jugar en Bogotá, ciudad de altitud. “Ahora las condiciones para el próximo encuentro de las dos selecciones son  diferentes. El cotejo se va a jugar en  Medellín, en cuyo estadio el combinado colombiano mantiene el invicto”, razonó Murillo.

Iván Hurtado

El esmeraldeño es el jugador con  más partidos en la Selección: suma 160.

Es capitán desde el retiro de Álex Aguinaga de la Tricolor, en 2004. Ahora juega en Dep. Quito.

Hurtado participó en los dos últimos cotejos de visita en Colombia y en Bolivia, por las eliminatorias. También jugó en los mundiales de Corea/Japón 2002 y Alemania 2006.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)