15 de marzo de 2020 15:20

Las calles de Cuenca y Loja están casi desoladas, con iglesias cerradas y poca actividad comercial

El domingo 15 de marzo del 2020, el Parque Calderón de Cuenca se vio con poca gente. Foto: EL COMERCIO

Poca afluencia de personas se registra en el Parque Calderón de Cuenca, de gran concurrencia en un domingo normal. Fotos: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Iglesias con sus puertas cerradas, buses casi vacíos, parques y locales comerciales abiertos con poco público… son consecuencia de un domingo atípico en Cuenca. La ciudadanía acató la campaña “Yo me quedó en casa”, sugerida por el Gobierno y autoridades locales para evitar posibles contagios del covid-19.

Vale recordar que, el cantón Cuenca fue declarado en emergencia la tarde del sábado 14 de marzo por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE), cuyo anuncio lo hizo el alcalde Pedro Palacios. Esto, luego de que el Ministerio de Salud confirmara el primer caso de covid-19 en Azuay.

Una de las principales actividades de un gran sector de cuencanos (apegados a la religiosidad), cada domingo, es participar en las misas. Pero, ante el anuncio de la suspensión de las celebraciones eucarísticas, la presencia de vehículos y transeúntes es mínima en la ciudad.

Las puertas de la iglesia de San Alfonso de Cuenca no se abrieron y una cartulina se anunció la suspensión de las misas. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO.

Las puertas de la iglesia de San Alfonso de Cuenca no se abrieron y una cartulina se anunció la suspensión de las misas. 


En las puertas cerradas de los templos de La Catedral de La Inmaculada Concepción, San Alfonso y San Francisco se anuncia la suspensión de las misas. Sin embargo, en los exteriores sí se instalaron los puestos de venta de velas, periódicos, empanadas, espumilla...

Los parques del Centro Histórico, que suelen estar repletos de ciudadanos y turistas, están desolados. Los buses que llegan a los diferentes sectores de la urbe circulan semivacíos, hay pocos taxis en la plaza de las flores no hay clientes.

Algo parecido ocurre en Loja. Las calles y aceras de la urbe están vacías, aunque existe normal atención del transporte público. Casi no existe actividad comercial en los diferentes sectores de la ciudad. Los lojanos decidieron quedarse en sus hogares.

El parque central de Loja luce vacío, cuyos habitantes y visitantes decidieron quedarse en casa. Foto: Cortesìa de Lindon Sanmartín.

El parque central de Loja luce vacío, cuyos habitantes y visitantes decidieron quedarse en casa. Foto: Cortesìa de Lindon Sanmartín.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (8)