19 de enero de 2019 00:00

Los cadetes ecuatorianos no dejarán sus estudios en Bogotá

En Bogotá (izquierda) y en otras ciudades colombianas, como Cali (derecha), los ciudadanos rindieron homenaje a las 21 víctimas mortales del atentado terrorista del jueves. Fotos: EFE

En Bogotá (izquierda) y en otras ciudades colombianas, como Cali (derecha), los ciudadanos rindieron homenaje a las 21 víctimas mortales del atentado terrorista del jueves. Fotos: EFE

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 15
Sorprendido 1
Contento 4
Redacción EL COMERCIO
y Agencias  (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A Carolina Sanango, de 20 años, le faltan un año y cuatro meses para terminar el primer ciclo de estudios en la Escuela de Policía General Santander. Ella es una de las 68 personas heridas por el atentado terrorista que el Gobierno colombiano atribuyó al Ejército de Liberación Nacional (ELN), y que dejó, además, 21 muertos, entre ellos la ecuatoriana Érika Chicó.

Ayer 18 de enero del 2019 fue dada de alta de una afección al oído por efectos de la poderosa onda expansiva, propia de la pentolita usada para atacar la Escuela.

Carolina estuvo acompañada por su padre, Walter Sanango, quien también es miembro de la Policía Nacional, con el rango de sargento. Él sabe bien los riesgos que tiene esta profesión, pero nunca pensó que Carolina viviera tan tempranamente esta experiencia y cuando aún está en proceso de formación.

“Ella es fuerte y nada la hará retroceder en su carrera”, dijo Walter Sanango. Y ese espíritu es el mismo que tienen los restantes nueve cadetes que salieron ilesos del atentado, según contó el vicepresidente Otto Sonnenholzner. Él llegó a Bogotá con los familiares de Chicó, a quienes les están asistiendo en la repatriación de los restos y con ayuda psicológica. Los nueve cadetes también regresan al país. Tres lo hicieron ayer junto con el Vicepresidente y el resto lo hará hoy. Estarán por 10 días para que los puedan acompañar sus familiares en este difícil momento y también para asistir al sepelio de Chicó, en fecha aún sin determinar.

“El mensaje de estos chicos me ha impactado: nos vamos a regresar, no nos vamos a dejar amedrentar, nos vamos a graduar aquí en Colombia. Es un gran mensaje para Colombia y para todos”, dijo Sonnenholzner.

El Segundo Mandatario también se reunió con el presidente colombiano, Iván Duque. “Conversamos de cómo fue lo sucedido. ¡Qué valientes! Les di mi cariño y el de todo el país. ¡Cuentan con el respaldo y apoyo del Gobierno Nacional!”, escribió Sonnenholzner en su cuenta de Twitter.

A la reunión con los afectados también asistió la ministra del Interior, María Paula Romo. Al terminar el encuentro con Duque, el Vicepresidente ecuatoriano dio una declaración junto a su homóloga colombiana, Marta Lucía Ramírez, en la Casa de Nariño.

“Nuestro compromiso es seguir luchando decididamente contra todas esas organizaciones criminales que no le hacen ningún bien a nadie. Lo que nos trae es muy duro, nos gustaría haber hecho la primera visita a Colombia en otras circunstancias”, afirmó Sonnenholzner.

El Vicepresidente agregó que tanto a Duque como a Ramírez les expresó “que cualquier atentado contra los colombianos lo sentimos en Ecuador como propio (porque) nos une la historia, nos une la hermandad”.

El ELN es acusado

Apenas con poco más de una hora de diferencia, la cifra de fallecidos en el accidente terrorista del jueves en Bogotá subió considerablemente. A las 22:00 del jueves, día del atentado, las autoridades actualizaron la cifra de fallecidos en 11. A las 23:25 ya eran 21.

El Gobierno colombiano señaló al Ejército de Liberación Nacional (ELN) como autor del atentado. Luego de identificar a José Aldemar Rojas, quien conducía el coche bomba que explotó en la Escuela de Policía General Santander, y detener, ayer por la madrugada, a Ricardo Carvajal, llegaron a esa conclusión.

El fiscal Néstor Humberto Martínez, acompañado por el director de Policía, Óscar Atheortúa, y el ministro de Defensa, Guillermo Botero, fueron los encargados de acusar al ELN. Rojas, de quien el jueves no se tenía mayor información e incluso carecía de antecedentes penales, se había desempeñado como miliciano desde 1994 y era un “explosivista que perdió su mano derecha (por manipular uno)” -razón por la cual tenía como alias ‘Mocho’-.

Carvajal, en cambio, fue el ideólogo del plan, que tomó 10 meses de planificación. Se le encontraron manuales guerrilleros en su casa y reconoció en el interrogatorio haber formado parte del atentado. La Policía dio con él luego del cruce de varias llamadas telefónicas.

“El Gobierno nacional sabe y entiende que el ELN no tiene voluntad de paz”, sentenció el comisionado de paz, Miguel Ceballos, en una rueda de prensa junto con otras altas autoridades en la sede presidencial.

Las cuentas en redes sociales de líderes del ELN, incluso aquellos que formaban parte de los diálogos de paz -detenidos desde que Duque llegó al poder- y la página web de la organización fueron cerradas. No ha habido pronunciamiento del ELN hasta el cierre de esta edición.

Mientras tanto, ayer seguía el proceso de identificación de los cadáveres. A Chicó se la identificó por la vestimenta.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)