Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 16 de junio del 2021
María Cristina se volvió la razón por la que su fami…
Un tallador de 98 años es el ícono de Cuenca
Importaciones crecieron 13% hasta abril de este 2021
En 7 consultas, el Tribunal Contencioso Electoral an…
El covid-19 activó el trabajo comunitario en el Comi…
Todas las vacunas contra el covid-19 evitan la muert…
Israel lanza nuevos ataques aéreos sobre Gaza

Búsqueda de ocho niños en El Chaco se extiende a lo largo de tres ríos

Equipos especializados de rescate recorren 30 kilómetros a lo largo de los ríos Oyacachi, Santa Rosa y El Salado. Foto: EL COMERCIO

Equipos especializados de rescate recorren 30 kilómetros a lo largo de los ríos Oyacachi, Santa Rosa y El Salado. Foto: EL COMERCIO

Equipos especializados de rescate recorren 30 kilómetros a lo largo de los ríos Oyacachi, Santa Rosa y El Salado. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

La mañana de este 16 de junio del 2016, cuatro equipos de búsqueda rastrean por tierra y por agua a ocho niños que continúan desaparecidos desde hace más de 24 horas en el río Oyacachi, en el cantón El Chaco, en Napo.

El objetivo es encontrar los cadáveres de los pequeños y para ello se desplegaron desde las 08:00 de este jueves 16 de junio, los equipos especializados, quienes recorren 30 kilómetros a lo largo de los ríos Oyacachi, Santa Rosa y El Salado.

Un equipo adicional de Bomberos navegó desde las 05:00 por el sector conocido como el embalse, donde se unen los ríos El Salado y Quijos.

“No son las mejores condiciones climáticas, pues en la noche llovió bastante pero esperamos localizar algunos cuerpos hoy o en los próximos días”, aseguró Arsenio Díaz, director del Comité de Operaciones de Emergencia.

En total nueve menores, de entre 4 y 14 años, viajaban en una camioneta doble cabina, la mañana de ayer, cuando esta se precipitó al río Oyacachi, a unos dos kilómetros de El Chaco, vía Santa Rosa.

Ellos se trasladaban hacia la escuela del Milenio, en Santa Rosa. La noche del 15 de junio del 2016 fue rescatado el cuerpo de una niña de seis años y el del conductor, un joven de 22 años.