3 de September de 2009 00:00

Las busetas escolares son revisadas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones Cuenca, Loja, Sierra Centro e Ibarra

En Cuenca, a cuatro días del inicio del nuevo año escolar, los 610 buses, busetas y furgonetas de las 36 empresas de transporte escolar fueron revisados. Solo 400 unidades pasaron la prueba técnica que realiza el Municipio. 

Los propietarios del resto de vehículos tienen 45 días de plazo para realizar los correctivos técnicos y mecánicos. Una vez que pasen el examen,  la Unidad Municipal de Tránsito (UMT) extenderá el permiso de operación por un año. Así lo aseguró Patricio Cabrera, del Centro de Revisión Técnica Vehicular de Cuenca.


Los permisos
En Tulcán, el Municipio  no está a cargo del control de las busetas de transporte escolar. La Policía de Tránsito extiende los permisos de circulación.
En Ambato, Cuenca,  Loja e Ibarra, la revisión también se centra en la emisión de gases y en los aspectos mecánicos del vehículo. Desde este año, se empezó a revisar la calidad y ubicación de los asientos.
Los dueños de las  unidades de transporte escolar deben exhibir el permiso de circulación en el parabrisas o en la parte lateral de la carrocería.
Para los padres de  familia, la recomendación es que no contraten a vehículos que no están adecuados para el servicio.En su opinión, los problemas más comunes que fueron detectados tienen que ver con fallas en los sistemas de alumbrado y suspensión. “Ninguna unidad ha cumplido su vida útil”. 

En esta ciudad,  60 socios que tenían unidades que ya cumplieron 25 años de trabajo se acogieron   al Plan Renova del Ministerio de Industrias y Productividad, para sustituir los automotores por nuevos. No pagan aranceles. 

Según el presidente de la Federación de Transporte Escolar de Cuenca, Luis Zamora, los 610 automotores sirven a  20 000 estudiantes cada día. Él denunció que hay autoridades de planteles que imponen condiciones para concederles los nuevos contratos.

“Hay establecimientos donde piden que dejemos USD 1 por estudiante, que donemos una televisión y que abramos cupos gratuitos para alumnos de escasos recursos económicos”.

La recién posesionada directora de Educación de Azuay, María Eugenia Verdugo, ya conoce estas denuncias y se comprometió a realizar una investigación. 

En Loja están registradas 120 busetas de transporte escolar. Todas las unidades pasaron el control exigido por la Unidad Municipal de Transporte. 
De acuerdo con el jefe de esa unidad, Wilson Jaramillo, la revisión se realiza cada año.

“Nosotros revisamos las condiciones mecánicas de los  vehículos  y la contaminación que producen. Todos están en buenas condiciones”, añadió el funcionario.

En esta ciudad, los padres de familia pagan USD 20 mensuales por el servicio. Cada buseta transporta hasta 30 niños.

Para Vinicio Guazha, padre de familia, el servicio es bueno. “Las busetas son seguras y  los horarios se cumplen”.

Su principal preocupación es que su hijo de 7 años llega una hora después de salir de clases, porque el recorrido es largo. 

La revisión de las 300 busetas que circulan en Ambato, Píllaro, Baños y Quero concluyó esta semana. La Comisión de Tránsito y Transporte Terrestre de Tungurahua inició  el control el mes pasado, en el estadio ubicado en Huachi, en el sur  de Ambato.

Carlos Cruz, presidente de la Federación  Provincial de Transporte Estudiantil e Institucional, informó que en la primera revisión, solo  el 50% de las busetas pasó las pruebas. El resto tenía problemas en las llantas, vidrios…

“Los técnicos de la Comisión exigieron que todas las unidades tengan extinguidores, un botiquín y sobre todo cinturones de seguridad”, comentó. 

La segunda revisión se realizó en  esta semana. Todos los afiliados a la Federación obtuvieron el permiso para trasladar a los estudiantes. La Comisión pegó un adhesivo en el parabrisas,  que certifica que el carro fue chequeado.

Las autoridades policiales anunciaron operativos para controlar que en las busetas no se movilice a un excesivo número de pasajeros. Una nueva revisión se realizará en mayo de 2010.

El precio de este servicio no varió. Un decreto emitido por el Ministerio de Educación indica que la tarifa debe ser fijada luego de un consenso entre padres de familia, el director del establecimiento y los transportistas. En Ambato, el costo fluctúa entre USD 20 y USD 22 mensuales.

Elvira Sotomayor contrató a una buseta de transporte escolar para que lleve todos los días a su hijo a la escuela La Salle de Ibarra. 

“Mensualmente pagaré USD 35. Conozco que el Municipio revisó a todas las unidades”.  

Por las instalaciones de la Unidad  de Tránsito y Transporte del Municipio de Ibarra pasaron 89 busetas, que transportarán a
1 200 estudiantes.

Nancy Lima, jefa de la Unidad, informó que los choferes deben tener licencia profesional, un permiso de operación y una póliza de seguros.  

Además, las unidades deben reunir 32 parámetros de seguridad, como el color adecuado del carro, parabrisas laminado,     vidrios laterales templados, motor sin fugas de aceite...

La revisión mecánica de las busetas se cumplió entre el  24 y el  27 de agosto pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)