6 de octubre de 2019 17:36

Buses fletados, taxis y autos particulares llevaron a pasajeros de Quito hacia ciudades de la Sierra

En el Terminal Terrestre de Carcelén, varias personas esperan alguna unidad para poder llegar a sus destinos. Foto: Diego Pallero/ELCOMERCIO

En el Terminal Terrestre de Carcelén, varias personas esperan alguna unidad para poder llegar a sus destinos. Foto: Diego Pallero/ELCOMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 1
Yadira Trujillo
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En las Terminales Terrestres de Quitumbe y Carcelén, los usuarios que quisieron viajar a ciudades de la Sierra este domingo 6 de octubre del 2019 no encontraron buses. Pasajeros llegaron a la estación norte en busca de boletos a Tulcán e Ibarra. Desde el sur querían viajar a Latacunga, Riobamba y Loja.

En las boleterías se indicaba que el servicio de transporte se encuentra suspendido hacia otras ciudades, debido al cierre de vías en varios puntos de la Sierra del país. Las únicas ventanillas que atendieron fueron las que manejan destinos hacia la Costa como Esmeraldas y Santo Domingo.

En la cooperativa Trans Esmeraldas, una fila de usuarios compraron boletos para la noche con el nuevo precio aprobada por la Agencia Nacional de Tránsito. Esta fijó un techo máximo de 32% para el incremento de las tarifas del transporte intra e interprovincial, por medio de la Resolución N° 77, firmada ayer, sábado 5.

Hasta Esmeraldas, los pasajeros cancelaron USD 14,75 para viajar en un bus de 2 pisos que saldrá a las 01:00. Esmeraldeños se quejaron, ya que antes cancelaban USD 9 por el mismo viaje.

Dueños de autos aprovecharon la alta demanda de pasajeros para ofrecer el mismo viaje. Cobraban USD 25 por persona, siempre y cuando encuentren cuatro viajeros para llenar el carro. Uno de los conductores aseguró que llega a Esmeraldas en tres horas, sin hacer paradas.

Hacia las ciudades que no contaban con buses también se dirigían taxis. Para Tabacundo por ejemplo, el precio por persona era de USD 8.

Para viajar a Tulcán, una opción para los pasajeros era pagar USD 30 por un bus que salía de Carcelén e iba por Esmeraldas, para desviar los cierres viales y manifestaciones.

Un grupo de usuarios, la mayoría venezolanos, optó por contratar un bus de la cooperativa San Gabriel para ir a Tulcán y regresar a Venezuela desde ahí. Los 40 pasajeros pagaron USD 1 500 por el flete.

Cientos de ciudadanos acudieron a la terminal terrestre de Quitumbe para comprar boletos. Foto: Diego Pallero/ELCOMERCIO

Cientos de ciudadanos acudieron a la terminal terrestre de Quitumbe para comprar boletos. Foto: Diego Pallero/ELCOMERCIO

En la terminal Quitumbe, del sur, las ventanillas que ofrecen boletos hacia la Sierra permanecieron cerradas. El único destino disponible fue Tena.

Personas como Miguel Díaz acudieron por tercer día consecutivo en busca de pasajes. El lojano quiere regresar a Zapotillo, pero ha tenido que volver a casas de familiares para dormir ahí mientras logra volver a su ciudad.

Desde esta estación del sur, autos particulares y taxis ofrecían carreras hacia Latacunga. El costo era de USD 10 por persona. Advertían a los pasajeros que tardarían una hora más, ya que debían esquivar los cierres para llegar a esa ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)