26 de August de 2009 00:00

En Buenos Aires, el robo de autos es un negocio imparable

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Gabriel Di Nicola. La Nación de Argentina

Si usted viene de visita a Buenos Aires y quiere pasear en auto debe tener mucho cuidado, sobre todo si decide estacionar en barrios con gran movimiento turístico como Retiro y Recoleta, dos de las zonas porteñas donde se produjeron más robos de vehículos durante los primeros cinco meses del año.

Del total de robos de automóviles ocurridos desde el 1 de enero  hasta el 31 de mayo pasados, en Retiro se denunció el 11,6%  de los hechos delictivos y en Recoleta, el 9,7 %.



Los datos
El día que sustraen más automóviles en toda Argentina son los viernes. Lo peor de esos días es la forma en que se producen los robos: a mano armada.
En promedio, el resto de los días, los hechos ocurren cuando los autos están estacionados en la calle.Los robos de automóviles muchas veces terminan en homicidios. Las bandas delictivas sorprenden a sus potenciales víctimas cuando entran o salen de sus garajes y ante la menor dificultad disparan y escapan.

Lo más grave, sin duda, sucede en las afueras de la capital, donde durante el primer trimestre este tipo de delito aumentó un 19,4% respecto del mismo período de 2008. 

Las peores zonas fueron los sectores oeste y sur del conurbano, donde ocurrieron el 26,3 y el 25,8 %, respectivamente. Justamente en esas zonas se registraron violentos hechos donde delincuentes armados asesinaron a sangre fría a los propietarios de los autos que robaban.

En abril, en el partido de Lanús, hubo un crimen que tuvo una gran repercusión en el mundo político. Daniel Capristo, un camionero de 44 años, casado y padre de cuatro hijos, fue asesinado de 9 balazos cuando intentó impedir que un ladrón de 14 años le robara el auto.

Durante esos tristes días, Facundo Capristo, uno de sus hijos, se puso al frente de varias movilizaciones para exigir cambios. Hoy, tres meses y medio después su postura sigue firme: “Hay un deterioro permanente en la sociedad. Después de lo de mi papá hubo más robos. Lamentablemente, todos los días ocurre algo y los únicos que se benefician son los políticos. El Estado está ausente. Las leyes parecen estar hechas para los ladrones. Debemos ser más severos. En la crisis de 2001, mi familia perdió todo. Mi padre creía en el país y empezamos devuelta, hoy para muchos la solución es tener un arma y salir a la calle. No es un problema de pobreza,  lo es de educación”.

El homicidio de Capristo reavivó el debate en el Congreso de la Nación sobre una nueva ley penal juvenil, que ya cuenta con media sanción. El presunto autor del asesinato del camionero ya había estado detenido en comisarías de la Policía Federal por dos robos, uno a mano armada. No es el primer menor acusado de integrar una banda dedicada al robo de autos.

El viernes 24 de julio, la policía bonaerense detuvo en La Matanza (oeste) a una banda de cuatro adolescentes (tres de 17 años y uno de 16) que, armados con pistolas y revólveres, raptaba a los dueños de los vehículos, les sacaba sus efectos personales, los abandonaba y se llevaba los autos. De acuerdo con las investigaciones, esta banda de delincuentes precoces habría robado seis autos solo en julio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)