25 de junio de 2019 00:00

Buenos Aires está aislada tras incidentes del 23 de mayo de 2019

Desde temprano, las camionetas sacaron a la gente que estaba en Buenos Aires.

Desde temprano, las camionetas sacaron a la gente que estaba en Buenos Aires. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 20
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Redacción Sierra Norte
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con teléfono en mano, la gente mostraba las fotos de sus familiares. Hablaba con todos los que salían de Buenos Aires, preguntaban si los vieron en alguna parte y sin están bien o no.

Un día después de que la Policía reportara cuatro heridos por un posible enfrentamiento armado para controlar las minas ilegales, decenas de personas intentaron ingresar a esa pequeña parroquia de Imbabura, para buscar a sus parientes, pero no pudieron hacerlo.

Los uniformados bloquearon el acceso en el sector de San Gerónimo. Solo se autorizó el paso a los pobladores de la localidad, siempre que presentan la cédula de identidad.

“¿No le ha visto a mi esposo? Es gordo y le dicen don primo”, gritó una mujer a un hombre que el pasado lunes 24 de junio de 2019 abandonó las minas.

“Está bien. Dormimos en el mismo campamento”, respondió el hombre, que llevaba una maleta al hombro.

Minería y puntos conflictivos


La mujer, que llegó desde Esmeraldas, se retiró tranquila. Pero otras personas, que arribaron desde Pichincha, Azuay o El Oro seguían preguntando por sus allegados. Los policías, que impiden el paso, les explicaron que el cierre se debía a un operativo que en ese momento realizan las Fuerzas Armadas y personal de la Policía.

A lo largo de la mañana solo se registró la salida de camionetas con gente, que decidió abandonar los yacimientos.

Un hombre dijo que los uniformados comenzaron a subir al sector en donde están las perforaciones clandestinas.

Sin embargo, Carlos Pérez, ministro de Energía, aseguró ayer que no hay presencia de la fuerza pública en el lugar en donde se ejerce minería ilegal.

Aseguró que la labor de los uniformados se centra en el control de armas y en evitar que pasen combustibles y alimentos desde el centro de Buenos Aires hacia el sitio donde se extrae el oro.

Los familiares de los mineros esperaban noticias ayer en el sector de San Gerónimo.

Los familiares de los mineros esperaban noticias ayer en el sector de San Gerónimo. Foto: EL COMERCIO


La incertidumbre de los familiares aumentó ante la falta de señal telefónica en la zona, que les permita una comunicación directa. Por eso recurrieron a gente conocida, para que les dé información.

Al sector también ingresaron altos oficiales del Ejército y de la Policía. En un video que obtuvo este Diario se advirtió que los mineros tienen plazo hasta hoy, para abandonar la parroquia imbabureña. En las imágenes se ve a un grupo de gente portando maletas.

En San Gerónimo estaba una pareja que aseguraba que iban a retirar a dos hijos que se quedaron a descansar en la casa de unos amigos. Estaban alarmados por las informaciones en torno al enfrentamiento armado. Pero tampoco pudieron entrar al poblado. Al mediodía, la gente intentó cruzar el cerco policial a la fuerza, pero fueron impedidos por una veintena de gendarmes.

En medio de este escenario, ayer fue trasladado el cuerpo sin vida de un hombre, sin identificar, desde Buenos Aires hasta la morgue de Ibarra.

Se presume que es extranjero. Fue movilizado en una camioneta particular.
El ciudadano tenía un impacto de bala. Los agentes policiales investigan si este caso tiene relación o no con los incidentes sucedidos el fin de semana en una bocamina.

En el parte policial se indicó que los restos se encontraban en estado de descomposición y que fueron entregados por personas que tampoco están identificadas. Según ese documento, el cadáver fue trasladado desde el sector de La Visera hasta

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)