5 de August de 2009 00:00

Brito asegura que no se reunió con Reyes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial
judicial@elcomercio.com

El coronel (r) Jorge Brito  desvirtúa el contenido del supuesto diario de Raúl Reyes, ex número dos de las FARC. Así lo afirmó ayer su abogado, Ángel Borja,  en un diálogo con EL COMERCIO.



Las relaciones, rotas
“Mientras no  haya una respuesta efectiva de Colombia a responder los requerimientos mínimos de Ecuador,  no vamos a reanudar las relaciones diplomáticas con Colombia”, dijo el canciller Fander Falconí, quien recordó que la crisis  Quito-Bogotá se inició en el ataque a la soberanía el 1 de marzo de 2008.
Los requerimientos  de Quito a Bogotá son cinco: 1. Que se termine con la campaña que vincula a Ecuador con las FARC. 2.Que Colombia entregue toda la información del bombardeo del 1 de marzo. 3. Que Bogotá se comprometa a cuidar su frontera. 4. Que repare al Estado por el bombardeo a Angostura. 5. Que colabore con la tarea humanitaria.
Fander Falconí  dijo   que ya se envió un comunicado a diario El País, a través de la Embajada de Ecuador en España, para que se rectifique la noticia del domingo, que vinculó  al Gobierno de Rafael Correa con las FARC. Falconí rechazó la información del medio español, que habló de un aporte de la guerrilla a la campaña. 

Según él,    el manuscrito que el Gobierno entregó a la Fiscalía tiene contradicciones.  Se dice, por ejemplo,  que los ex funcionarios de Gobierno, Gustavo Larrea y José Ignacio Chauvín, junto a  Jorge Brito  y el Dr. Luis Ayala (ex dentista de la Selección) “se mueven con los carteles mexicanos de la droga y para tener vía libre en sus líneas, colaboran con la CIA”.
 
Borja señaló que  es absurdo   relacionar  al coronel en servicio pasivo con el narcotráfico,  porque “él es una persona modesta y con pocos recursos económicos”.

El jurista  afirmó que Brito nunca  se reunió con ningún integrante de las FARC y “menos con Raúl Reyes”. Aunque en el manuscrito se lo nombra de forma insistente.  “Por mucho que insista Nacho Chauvín, como correo de Larrea, no le veo conveniente permanecer en el campamento de Angostura, que ocupé a insistencia del coronel Brito”, dice el diario.
 
Según Borja, su defendido no tenía ningún tipo de relación con Chauvín. Sin embargo, admitió que el coronel Brito sí tuvo un acercamiento, pero solo de carácter profesional, con Luis Ayala. “Se hizo un tratamiento en los dientes. Nunca han estado juntos en una reunión”.

A Gustavo Larrea, en cambio, dice que lo conoció cuando Brito apoyó a la campaña presidencial  de Rafael Correa, en 2006. Entonces, el coronel   era miembro “del grupo estratégico de Pichincha”.

Así lo afirmó el propio Brito en su declaración en la Fiscalía, el 4 de junio de 2008. ¿Cuáles eran las actividades de ese grupo estratégico y quiénes lo conformaban?

Él respondió: “Las reuniones las teníamos los días lunes o martes, a  partir de las 17:00. Iban Gustavo Larrea, Patricio Chávez, Carlos Vallejo, en algunas oportunidades asistió el doctor Wellington Sandoval” (su declaración consta en el proceso contra la mexicana Lucía Morett, por supuestamente atentar contra la seguridad del Estado. Ella fue una de las sobrevivientes  del bombardeo a la base de las FARC, en Angostura). 

En ese testimonio, Brito dijo que, aunque apoyó  a la campaña de Correa, nunca tuvo acceso a las arcas de Alianza País ni estuvo en cargos relacionados con las finanzas del movimiento. “Su ayuda siempre fue desinteresada. Incluso, cuando  Correa ganó las elecciones, jamás   pidió  un cargo”, dijo ayer su abogado, Ángel Borja.
  
Pero  uno de los mensajes hallados  en la computadora que se cree era de Raúl Reyes -en  la base de las FARC en  Angostura-  dice que el  coronel recibió un aporte de la guerrilla para la campaña.

Brito lo negó en 2008.  Su abogado ratifica su versión y afirma que se trata de atacar “al Gobierno y el buen nombre del coronel. Él es un héroe nacional y no tiene   nada que temer”.



USD 100  000
Es   lo que, según   la prensa de Colombia, recibió el coronel Brito  para la  campaña.

Además,  sospecha que esos correos son   una retaliación, porque Brito, cuando pasó al servicio pasivo, se convirtió en un “duro
crítico del Plan Colombia.  Recorrió el país dando conferencias sobre los efectos negativos en la frontera y publicó varios textos”.

Borja sostiene que   Brito se encuentra en Quito y  no piensa salir del país.  “Sigue dando charlas y seminarios y está en su casa porque no tiene nada que ocultar”.

En el  diario,   Reyes   supuestamente escribe que cada vez esta “más convencido de que el Dr. Ayala, que trabaja con el coronel Brito, es un doble agente, los datos que entregué al coronel, para probarlo, ya se filtraron hasta el Gabinete de (Álvaro) Uribe”.

La veracidad de ese manuscrito es  investigada en la Fiscalía. Hasta el momento  se conoce de la existencia de otros dos diarios  que presuntamente fueron escritos por Reyes. Al que el Ejército  encontró en febrero de 2007 en un campamento en Tasé, en  Sucumbíos, se suma el que recibió en enero el ex  titular de la Secretaría de Inteligencia de la Presidencia, José Luis Cortázar (supuestamente tres hojas con manchas de sangre), que según él fue entregado a inicios de año a Carondelet, y ayer remitió copia a la Fiscalía, donde actualmente labora.

Borja refiere que el supuesto diario que  inculpa a Brito “no tiene firma de respaldo, no es original y no se puede demostrar”. Su cliente estudia el inicio de demandas contra quienes han dado por hecho su contenido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)