10 de enero de 2019 19:17

Brigadas y obras para enfrentar inundaciones en el Litoral

En el barrio Las Pozas 2 de Milagro (Guayas) viven 300 familias. Aquí existe un comité comunitario de gestión de riesgos, que organiza charlas preventivas y simulacros.

En el barrio Las Pozas 2 de Milagro (Guayas) viven 300 familias. Aquí existe un comité comunitario de gestión de riesgos, que organiza charlas preventivas y simulacros. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Su camiseta naranja la identifica como brigadista. Jenny Vergara es la presidenta de Gestión de Riesgos del barrio Las Pozas 2, asentamiento popular de casas de caña, atravesado por el estero Belín, en Milagro.

Esta es una de las zonas críticas del cantón guayasense, que encabeza la lista de las localidades más vulnerables a inundaciones en el país. Aquí vive el 7% de toda la población afectada por las lluvias, como reporta el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (Sngre).

“En el 2016 y 2017 el agua subió casi tres metros”, recuerda la líder comunitaria. Los niños fueron evacuados en tinas y los socorristas solo pudieron entrar en botes. Pero desde el 2018 empezaron a prepararse.

Vergara ha reunido a sus vecinos en un comité comunitario para aprender a armar mochilas de emergencia, definir sitios seguros, rutas de salida, incluso participaron en simulacros. También lograron que el Municipio rellene las calles para facilitar la evacuación. “Ahora solo estamos esperando que lleguen las lluvias”.

lluvias costa

Las perspectivas climáticas pronostican un 90% de posibilidad de ocurrencia de un evento de El Niño en este año, por el calentamiento del Pacífico Central. Su intensidad sería entre moderada y débil.

Para Ecuador, los pronósticos internacionales anuncian precipitaciones sobre lo normal en el Litoral. El Comité Nacional para el Estudio Regional del Fenómeno El Niño indicó que, al menos para enero, se prevén condiciones normales del mar frente a la Costa.

Fuente: Servicio Nacional de Gestión de Riesgos


La llegada de las lluvias ya pone a prueba las obras de mitigación y la capacitación de las comunidades en algunas provincias. El Sngre declaró el 21 de diciembre alerta amarilla por El Niño en el Litoral y Galápagos, como una forma preventiva y para tomar acciones inmediatas, si es necesario.

El organismo entregó además a alcaldías y prefecturas el Informe Época Lluviosa 2012-2018. Este diagnostica que 26 cantones son los más proclives a inundaciones, en su mayoría ubicados en Manabí, Guayas, Esmeraldas y Los Ríos.

Solo en Guayas habita el 23,30% de toda la población en riesgo de anegaciones. La prefecta Mónica Becerra dice que trabajan en dos frentes: obras de captación y albarradas en la parte alta, afectada por el déficit hídrico; y limpieza de cauces y canales en la cuenca baja. La inversión en obras preventivas es de USD 4,5 millones.

Para el manejo de incidencias, el Sngre explica que cada provincia cuenta con un fondo rotativo de emergencia de USD 15 000. El fondo nacional alcanza los USD 300 000.

Desde octubre de 2018 hasta lo que va de enero, las lluvias han causado la muerte de 12 personas. Al informe de Gestión de Riesgos se suman 1 147 afectados, 159 damnificados, 180 viviendas afectadas y 483 hectáreas de cultivos perdidas.

Las parroquias Chinca y Camarones, en Esmeraldas, reportan las afectaciones más recientes debido a inundaciones. Mientras que en Manabí las últimas lluvias han causado el colapso de vías por la fuerza de ríos y derrumbes en zonas como el cantón El Carmen.

Las alertas también se encendieron en la parroquia Pimocha del cantón Babahoyo, en el área rural de Los Ríos. El poblado está rodeado por arrozales que empiezan a perderse por el temporal. La zona también está cercada por tres ríos que comenzaron a incrementar su nivel en esta semana.

Manuel Sandoya vive junto al correntoso río Babahoyo. Este agricultor dirige el comité comunitario de gestión de riesgos de su barrio, que reúne a 280 familias del casco urbano de Pimocha. Sabe que si el caudal sigue creciendo deberá refugiarse con su familia en las escuelas y parques identificados como sitios seguros.

“Sabemos que debemos alistar botiquines, linternas, botas y ropa adecuada. Eso es parte de los primeros auxilios”, dice. Babahoyo es el segundo cantón más propenso a inundaciones; registra el 6% del total de la población afectada por este fenómeno en el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)