10 de marzo de 2020 00:00

Brigadas del INEC recorren el país antes del censo

A la casa de María Chato, en Izamba (Ambato), llegó la brigada del INEC para actualizar datos la semana pasada.

A la casa de María Chato, en Izamba (Ambato), llegó la brigada del INEC para actualizar datos la semana pasada. Foto: Modesto Moreta / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Andrea Medina
y Modesto Moreta (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con visitas que se realizan en cada casa en ciudades como Quito, Guayaquil, Cuenca y Ambato se verifican los datos y zonas antes del VIII Censo de Población y VII de Vivienda. El ejercicio real será en noviembre de 2020, en todo el país.

Este proceso es una actualización cartográfica que ejecuta el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), para confirmar geográficamente los sitios que se visitarán en el ejercicio censal de este año y la cantidad de personas que se necesitarán para esta tarea, según cada zona.

Este procedimiento se efectúa desde el año pasado y está previsto que finalice en julio. Más de 700 técnicos del INEC participan en la actualización o conteo rápido en todo el país.

En la capital, las brigadas del INEC ya pasaron por sectores del norte de la ciudad, como Carcelén, El Condado, Pomasqui, Ponciano o Cotocollao.

Catalina López vive en Carcelén. En la urbanización donde está su casa estuvo un equipo del INEC hace 15 días, para verificar los datos de su familia. Cuenta que los requerimientos los respondió en 5 minutos. “Vinieron dos personas, pero solo una chica se quedó y me hizo preguntas básicas, como cuántos vivimos y nuestros nombres. Me indicaron la credencial del INEC y dijeron que era por el censo”.

Después de este proceso, los entrevistadores entregaron a López un ‘sticker’ y le pidieron que lo pegara en la puerta principal de su casa y lo enseñara después a los encuestadores en el censo real.

Los adhesivos donde van dos códigos están pegados en todas las puertas del Conjunto Portofino, en el sector El Condado, también en el norte de la urbe. Por allí, recuerda Raúl Villacís -uno de los inquilinos-, también pasó el personal del INEC e hizo las preguntas de rigor. “Querían saber cuántos vivimos, los nombres y luego nos entregaron el papel”.

En todo Ecuador, este requisito previo se cumplió en 10 provincias; la idea es cubrir todo el país. El mismo proceso se realiza en otras provincias.

En Ambato, Mauricio Marge recibió al personal del INEC el pasado jueves, en su vivienda ubicada en el sector Santa Clara, de la parroquia Izamba, al norte de la ciudad. Hasta allí llegó Vinicio Moreta, uno de los brigadistas, equipado con una tableta y un mapa.

Los datos que Moreta recogió en esa vivienda los ingresó electrónicamente. La consulta apenas demoró dos minutos. El trabajo de este brigadista se inició a las 08:00 de ese día y terminó dos días después.

A pocos pasos está la casa de María Chato, una vivienda pequeña de una planta. La mujer, de 40 años, también entregó todos los datos de su familia en pocos minutos.

En Tungurahua, al menos 28 brigadas trabajan en la actualización. Las visitas también se hicieron en Cuenca (Azuay).

Raquel Bermeo indica que hace 15 días el presidente del barrio les anticipó, a través de un chat de Whatsapp comunitario, la llegada del personal del INEC, para que les brindasen la información necesaria. En su sector, ubicado en el barrio Monay, en más de 150 viviendas ya se cumplió este procedimiento, que reporta un 69,2% de avance en el país.

A la par de la actualización, el INEC emprendió ocho pruebas piloto del cuestionario que se espera utilizar en el censo real, y se prevé que esté listo a finales de este mes. 

Esas pruebas se hicieron en 25 000 viviendas de cinco provincias del país. El último ejercicio fue en el sector de Zámbiza, en el nororiente de Quito, a finales de febrero de 2020.

La elaboración de este documento- indispensable para el censo- empezó con más de 58 talleres y reuniones. Para su construcción se han recibido 410 requerimientos de inclusión de temas que siguen en análisis con autoridades, gobiernos locales, académicos, entre otros actores.

El siguiente paso es la preparación de los docentes y estudiantes que ejecutarán las preguntas el día del censo. Aunque tras la actualización cartográfica se establecerá la cantidad exacta de alumnos requeridos, se calcula que 500 000 jóvenes serán parte de esta jornada. Su capacitación arrancará en agosto próximo.

En contexto

La planificación del Censo 2020 se inició en el 2017, con charlas para la elaboración del cuestionario. En noviembre se realizó un simulacro de este ejercicio en cuatro cantones del país, para probar la logística, la difusión y la coordinación del censo real.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)