4 de febrero de 2020 18:03

Brasil enviará dos aviones para repatriar  a brasileños en Wuhan

el líder ultraderechista Jair Bolsonaro autorizó la operación de repatriación. Foto: AFP

el líder ultraderechista Jair Bolsonaro autorizó la operación de repatriación. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno de Brasil enviará el miércoles 5 de febrero del 2020 a China dos aviones de la Presidencia de la República para repatriar a unos cuarenta brasileños que estás aislados en Wuhan, epicentro de la epidemia de coronavirus, con la previsión de que lleguen el sábado al país y cumplan una cuarentena de 18 días.

Los detalles de la operación de repatriación autorizada por el presidente brasileño, el líder ultraderechista Jair Bolsonaro, fueron divulgados este martes 4 de febrero en una rueda de prensa concedida por los ministros de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, y de las Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo.

Cuarentena

Los brasileños que están en Wuhan y han pedido ayuda del Gobierno para evacuar la ciudad junto con sus familiares tendrán que pasar 18 días de cuarentena en una base de la Fuerza Aérea en Anápolis, municipio del estado de Goiás próximo a Brasilia, antes de que puedan seguir hacia otras ciudades.

Según Azevedo e Silva, la previsión es que las dos aeronaves, que pertenecen a la flota de la Presidencia, despeguen rumbo a China este miércoles y puedan estar en Wuhan en la madrugada del jueves.

"El presidente aceptó ceder las dos aeronaves, con capacidad para 30 pasajeros cada una", afirmó.

El tiempo en que los aviones podrán estar en Wuhan depende de la autoridades chinas pero el plan del Gobierno brasileño es que puedan despegar de regreso en la madrugada del viernes con los brasileños que quieran salir de China y acepten someterse a la cuarentena.

Araújo aclaró que sólo podrán embarcar quienes no presenten síntomas de la enfermedad y agregó que los médicos que viajarán en las aeronaves tendrán un plazo de 24 horas para evaluar el estado de cada uno de los pasajeros y autorizar o no su viaje.

Según el ministro de Defensa, una vez en Brasil, lo que está previsto para el sábado, los repatriados serán acomodados en apartamentos individuales en una zona aislada de la Base Aérea de Anápolis para cumplir la cuarentena, pero los que lleguen a presentar algún síntoma de la enfermedad serán trasladados al Hospital de las Fuerzas Armadas en Brasilia.

Los ministros aclararon que la operación proseguirá incluso si el Congreso no aprueba a tiempo el proyecto de ley enviado este martes por el Ejecutivo y que reglamenta los procedimientos para la repatriación, principalmente la cuarentena y la realización obligatoria de exámenes médicos.

"Estamos preparados para las dos situaciones. Si la ley es aprobada, excelente, pero si no alcanza a ser aprobada, tenemos nuestras alternativas", afirmó el viceministro de Salud, Joao Gabbardo dos Reis, en otra rueda de prensa y al referirse a decretos en vigor y que reglamentan ese tipo de procedimientos.

El viceministro afirmó que el Gobierno no quiere presionar a los parlamentarios y que está convencido de que el Congreso le dará al proyecto de ley la prioridad máxima que merece.

Pedido 

La repatriación fue anunciada por el Gobierno el domingo pocas horas después de que un grupo de brasileños residentes en Wuhan publicara un vídeo en las redes sociales pidiendo ayuda del Gobierno para retornar al país.
En el vídeo, varios brasileños leen una carta fechada el 30 de enero, en la que enfatizan que ninguno está contagiado con la también llamada neumonía de Wuhan, recuerdan que otros países ya han repatriado a sus ciudadanos y manifiestan su disposición para seguir los requerimientos sanitarios que sean necesarios.

Bolsonaro había condicionado la repatriación a que el Congreso aprobara una ley para reglamentar procedimientos de prevención de forma a garantizar la salud de todos los habitantes del país. "Si allí tenemos algunas decenas de vidas, aquí tenemos 210 millones de brasileños", dijo.

Para evitar una mayor propagación del virus, China puso en cuarentena a Wuhan, y a varias provincias aledañas, y solo permite la salida de extranjeros bajo ciertas condiciones, que incluyen el tomar las medidas de seguridad pertinentes.

Países como Francia, Japón, Estados Unidos, España y Marruecos ya han repatriado a sus ciudadanos.

Pese a que en Brasil no hay ningún caso confirmado y sólo 13 sospechosos, el Gobierno decretó la víspera el estado de emergencia de salud pública de importancia nacional, su máximo nivel de alerta, precisamente para facilitar la repatriación de los brasileños en Wuhan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)