26 de julio de 2019 07:45

Boris Johnson lleva al Reino Unido a un choque frontal con la UE

Boris Johnson haciendo su primer discurso ante el Parlamento como Primer Ministro en la Cámara de los Comunes en el centro de Londres, Gran Bretaña, 25 de julio de 2019. Foto: EFE

Boris Johnson haciendo su primer discurso ante el Parlamento como Primer Ministro en la Cámara de los Comunes en el centro de Londres, Gran Bretaña, 25 de julio de 2019. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 43
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El ministro irlandés de Relaciones Exteriores, Simon Coveney, acusó el viernes 26 de julio del 2019 en Belfast al nuevo primer ministro británico Boris Johnson de llevar intencionadamente al Reino Unido a “un enfrentamiento” con la Unión Europea.

“Parece haber tomado la decisión deliberada de llevar al Reino Unido a un enfrentamiento con la UE e Irlanda en las negociaciones del Brexit”, dijo Simon Coveney, según la televisión estatal RTE.

Durante su primer discurso ante los diputados británicos el jueves, Johnson pidió a la UE un nuevo acuerdo, diferente al alcanzado entre la ex primer ministra Theresa May y la UE, rechazado tres veces por los diputados.

Johnson reclamó en particular “la abolición de la salvaguarda” irlandesa, una solicitud considerada “inaceptable” por el negociador de la UE, Michel Barnier.

La salvaguarda es una disposición clave del acuerdo de retiro, destinada a evitar la reimposición de controles en la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte y su vecina la República de Irlanda tras el Brexit.

Coveney estimó “muy mala” la jornada del jueves desde el punto de vista de las negociaciones sobre el Brexit, y agregó que las palabras de Johnson no son de “ninguna ayuda”.

“Hay que esperar a ver si el mensaje de Londres va a cambiar”, declaró Coveney a la RTE.

En un mensaje en Twitter, dijo haber tenido una “buena reunión” con el nuevo ministro responsable de Irlanda del Norte, a quien destacó la “importancia de que los gobiernos irlandés y británico trabajen juntos para garantizar el acuerdo de Viernes Santo”.

Ese acuerdo, firmado en 1998, puso fin a tres décadas de conflicto en Irlanda del Norte, entre los republicanos nacionalistas (católicos) , los partidarios de la reunificación de Irlanda y los unionistas (protestantes) Defensores de la Corona Británica.

Irlanda teme que, en caso de salida sin acuerdo de la UE -algo considerado por Johnson-, la reaparición de una frontera y controles entre la provincia de Irlanda del Norte y la República de Irlanda haga resurgir la violencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)