1 de diciembre de 2020 00:00

USD 40 millones irán a bonos para obreros formales; salario congelado por proyección negativa de la inflación

El ministro de Trabajo, Andrés Isch, explicó ayer, 30 de noviembre del 2020, las medidas de compensación. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El ministro de Trabajo, Andrés Isch, explicó ayer, 30 de noviembre del 2020, las medidas de compensación. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Negocios
(I)

Tras el fracaso de las conversaciones entre empleadores y trabajadores, ayer, 30 de noviembre del 2020, el Gobierno decidió congelar en USD 400 el salario básico en el 2021. Sin embargo, el Fisco ofreció repartir USD 40 millones a los trabajadores formales, mediante dos compensaciones.

La decisión de no modificar el monto se sustentó en que la proyección de la inflación para este año es de -0,73% y para el siguiente año se espera -1,01%, apuntó el ministro de Trabajo, Andrés Isch.

Cuando la definición de la remuneración recae sobre el Ministerio, el Código de Trabajo dispone que la entidad fijará un valor con base en el índice de precios al consumidor (IPC) proyectado. En ese sentido, Isch enfatizó que dados los indicadores “no hay la posibilidad de incrementar el salario básico para el 2021”.

Al no haber ajuste, el Fisco promete otorgar dos ayudas económicas durante el primer trimestre del 2021.

Por un lado, se ofrece pagar USD 60 a los trabajadores que actualmente perciben el básico, ya sea en jornada completa o parcial. Este valor, dividido para los 12 meses del año, equivale a USD 5 adicionales al sueldo mensualmente.

Hasta septiembre del 2020, 380 959 personas ganaban USD 400; ellos representan el 4,8% de la Población Económicamente Activa (PEA), según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y el 17% de las personas con un contrato formal de trabajo.

Por otro lado, se entregarán USD 100 a quienes perdieron su trabajo durante la pandemia y aún no han logrado reubicarse. Isch señaló que en este grupo se presume que existen unos 200 000 trabajadores, de acuerdo con registros del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

En ambos mecanismos, el Fisco depositará el dinero, en una sola transferencia, directamente en las cuentas de los trabajadores en el IESS.

Las remuneraciones básicas de las 21 mesas sectoriales de las actividades económicas, que ganan un sueldo básico superior, también se mantendrán sin cambios para el 2021. Ellos, sin embargo, no recibirán compensaciones.

La fijación del salario es responsabilidad del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios, integrado por gremios empresariales y sindicatos, pero no hubo consensos en las dos sesiones que se realizaron.

Los empresarios planteaban mantener el monto, debido a que los ingresos por ventas se han visto seriamente afectados por la pandemia. Los gremios estiman que las empresas del sector privado han perdido alrededor de USD 20 000 millones.

En cambio, los sindicatos exigieron subir USD 80 adicionales, alegando que los trabajadores han visto reducida su capacidad adquisitiva, por el desempleo y disminución de las jornadas.

La decisión anunciada por el Gobierno es un mensaje sobre la importancia de la formalización del trabajo, reflexionó Xavier Sisa, director jurídico de la Cámara de Industrias y Producción (CIP).

“Lamentablemente, quienes están en la informalidad y no tienen contratos no pueden acceder a esta subvención”, señaló Sisa.

En eso coincide Gabriel Recalde, director del Centro de Estudios de la Política Laboral. Para atender a ese sector, dice, se requieren reformas que permitan su formalización. Por ejemplo, permitir la contratación a plazo fijo.

Según Recalde, una opción adicional a congelar el salario del 2021 habría sido analizar el desempeño de cada sector para definir a quién le fue bien y, en función de esto, subir el monto de forma sectorizada.

Otros gremios de empleadores coinciden en que no era factible un alza.
Xavier Rosero, gerente técnico de Fedexpor, añadió que la fijación de salarios es solo una parte de la discusión en torno a la generación de empleo, la cual debe centrarse en facilidades para contratar y reformas para bajar costos de desvinculación.

Para los sindicatos, el anuncio oficial es una “burla a los trabajadores”. Dos de las centrales más grandes confirmaron que plantearán demandas de inconstitucionalidad, ya que no se está respetando la progresividad del salario.

José Villavicencio, vocero del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), y Richard Gómez, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), comentaron que “un bono de USD 60 no ayudará a cubrir el costo de la canasta básica en el país”.

No olvide

IESS. No habrá ajuste al aporte personal o patronal. Los fondos de reserva se mantienen en 8,33% o USD 33,32 al mes.

Multas de tránsito. No varían. Por ejemplo, por no usar cinturón es el 15% del salario básico unificado (SBU) o USD 60.

Hoy no circula. La multas no se ajustan. Por ejemplo, por infringir la primera vez esta norma es del 15% del SBU o USD 60.

Multas electorales. Sin ajuste. Por ejemplo, por no votar es del 10% del SBU o USD 40; por no ir a junta es 15% o USD 60.

Pensión alimenticia. No se ajustará. Mínimo por un hijo menor de 2 años USD 112,48; de 3 años en adelante, 118.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (10)